Claves para entender niños y adolescentes



Son muchas las ocasiones en las que observamos determinadas conductas, comentarios, actitudes y formas de actuar de los más pequeños, ante las que no sabemos cómo responder de forma adecuada. Suele ocurrir que la respuesta que damos no tiene la reacción esperada. Esto sucede porque tendemos a mirar a los niños y niñas desde nuestra mentalidad de adulto. Es fundamental comprender que los pequeños no son adultos en miniatura, tienen una determinada y especial forma de pensar y de entender el mundo.

Cosas que para nosotros son insignificantes para ellos pueden tener una importancia crucial. Por ello debemos entrar en el mundo de los pequeños, entender lo que pasa por su mente y de esta forma dar la respuesta apropiada.

niños

CLAVES PARA ENTENDER A LOS NIÑOS Y NIÑAS

Están descubriendo el mundo, todo es nuevo para ellos, cada día aprenden cosas que desconocían y que suelen parecerles asombrosas. Esto les crea una gran incertidumbre y al mismo tiempo un interés por explorar lo que les rodea y por descubrir que otros misterios se producen a su alrededor.

Para ellos el mundo que les rodea es algo completamente nuevo, algo que están conociendo,  lleno de múltiples cosas desconocidas, es algo fascinante y maravilloso.

Su mundo al mismo tiempo se rige por sus propias reglas y normas, diferentes completamente a las del mundo adulto.

EL BEBÉ (0-3 años)

En el momento en que nace, el bebé es el gran desconocedor de todo lo que le rodea, el mundo, las realidades físicas, las personas, las relaciones, las conductas, etc. Poco a poco irá explorando todo esto, haciendo grandes descubrimientos cada día.

En esta primera etapa su desarrollo será crucial e inmenso a la vez. Va a adquirir las bases de todas las destrezas básicas que le permitirán desenvolverse en su futuro.

Los niños y niñas de esta edad tienen la necesidad de investigar y explorar el mundo que les rodea con todos los sentidos. Es fundamental para ellos tocar, ver, oír, oler y probar las cosas. En un primer momento se centrara en las realidades físicas, los objetos que le rodean.

En cuanto a las personas empezará a ensayar conductas que le permitan relacionarse con ellas. Ellos se perciben como el centro del mundo, su egocentrismo no les permite entender que no todo gira a su alrededor, es necesario para su desarrollo que poco a poco vayan alejándose de esa idea.

  • Se producen muchos cambios en muy poco tiempo.
  • La vida de los bebés se centra en la satisfacción de sus necesidades básicas
  • Experimentar conductas y exploran el mundo que les rodea.
  • No tienen adquirido el lenguaje verbal, se comunicarán con llantos, sonrisas, gestos, etc.

¿Qué podemos hacer?

  • Estimulación. Procura proporcionarle los estímulos adecuados para estimular su pensamiento.
  • Refuerzo. Refuerza las conductas deseadas, con una sonrisa un gesto, prestándole atención, una palabra, etc. Y al mismo tiempo no refuerces aquellas conductas no deseadas.
  • Muestras de cariño. No escatimes en mostrar tu cariño, gestos, abrazos, besos, palabras, etc.
  • Aporta seguridad, como clave para su autoestima cubriendo sus necesidades. Presta atención a las necesidades del niño/a y no las desatiendas. A sus necesidades, tampoco te anticipes a ellas, es importante que los pequeños crezcan en un clima seguro, no debemos desatenderlos pero tampoco anticiparnos y sobreprotegerlos.
  • Cuidado con dejar todo y atender al lloro (no es dar respuesta a una necesidad, hacer caso al pequeño cada vez que llore).

EL NIÑO DE EDUCACIÓN INFANTIL. (3-6 años)

Esta edad se corresponde con la segunda etapa de la educación infantil. Los niños y niñas continúan en fase de crecimiento y descubrimiento. Tienen ya conciencia de sí mismo y de los demás como personas diferentes.

En esta etapa se perciben como el centro de todo lo que sucede a su alrededor. Su egocentrismo es natural y en cierto modo necesario, pero debemos tener cuidado con esto, y evitar generalizarlo a etapas posteriores.

  • Continúa el descubrimiento del mundo que les rodea. La experimentación sigue siendo la protagonista. Necesidad de explorar con los sentidos.
  • Necesidad de cariño de las figuras más relevantes. Lo que más teme es que sus padres no le quieran, de aquí las llamadas de atención, celos entre hermanos, etc.
  • Explorando los límites, debido a que es el primer momento de conciencia de la propia identidad el pequeño quiere ser dueño de sí mismo y comienza a poner a prueba e investigar los límites de lo que puede y no puede hacer.
  • Imitan todo lo que ven de aquellos mayores representativos, padres, tíos, primos mayores, etc.
  • Juego simbólico. Simbolizan realidades y juegan a ser, prueban diferentes roles. Están imitando el mundo de los adultos. El juego simbólico es fundamental para su aprendizaje y desarrollo.

¿Qué podemos hacer?

  • Usa el juego, los cuentos y los mundos inventados, simboliza las realidades para que ellos comprendan. Es su modo de razonar y de entender. Entra en su mundo, participa en el mismo y a parte de pasar un rato de diversión y acercamiento con ellos, lograras enseñarles cosas.
  • Disciplina pero positiva. Es fundamental que los niños y niñas tengan una disciplina, las normas y reglas les aportan seguridad, aprenden a respetar y desarrollan su autonomía. Debemos educarles con disciplina, pero sin inculcar el miedo. Han de entender las normas, pero no temerlas.
  • Refuerzos. Refuerza las conductas deseadas, con una sonrisa un gesto, prestándole atención, una palabra, etc. Y al mismo tiempo no refuerces aquellas conductas no deseadas.
  • Sirve de ejemplo para ellos. Los pequeños aprenden más de lo que ven que de lo que les decimos. En todo momento compórtate como les pides a ellos que lo hagan.
  • Comienza a darles autonomía y responsabilidades adecuadas a su edad y desarrollo. Es importante que el niño haga cosas por si mismo y que tenga alguna responsabilidad.
  • Demuéstrales tu cariño y apoyo. Los gestos de cariño han de ser constantes, deben saber que son queridos y aceptados.
  • No permitas conductas indeseadas, ya que se generalizarán.

 

EL NIÑO EN EDUCACIÓN PRIMARIA (6 A 11 AÑOS)

Entramos en una edad, en la que los niños y niñas empiezan a hacerse más independientes. Su socialización se amplia, es necesario que esto ocurra. Comprenden lo que es pertenecer a un grupo y esto va a ser fundamental para ellos, la búsqueda de aceptación por parte de los otros va a guiarles desde esta etapa hasta bastante tiempo más adelante.

Su mente y su cuerpo continúan cambiando.

Continúan descubriendo cosas día a día, quieren aprender, y sienten una gran curiosidad por todo lo que les rodea. Van a preguntar todo y buscan respuestas claras.

  • Socialización con los iguales, los amigos empiezan a cobrar fuerza.
  • Importancia de la opinión de los demás, aún no tienen definido claramente su propio criterio, buscan la opinión de los otros.
  • No quieren ser diferentes, ni mejor ni peor.
  • Se separan algo de la familia, aunque siguen guiándose por estos criterios y valores.

¿Qué podemos hacer?

  • Cuida su autoestima. En esta etapa, la aceptación es fundamental para ellos, el sentir que no son aceptados puede causar daños en su autoestima.
  • Desarrolla sus habilidades sociales. Procura que se relacione con gente, que entienda las claves de las relaciones.
  • Responde a sus preguntas, sean del tipo que sean con naturalidad y con paciencia. Es bueno para que ellos comprendan y ayuda a crear un clima de confianza y a estrechar lazos afectivos.
  • Déjales su autonomía y su espacio. Empiezan a separarse de los adultos, es importante que aprendan a desenvolverse por sí mismos. Cosas que ellos puedan hacer y momentos en los que tengan su espacio.
  • Disciplina pero positiva. Es fundamental que los niños y niñas tengan una disciplina, las normas y reglas les aportan seguridad, aprenden a respetar y desarrollan su autonomía. Debemos educarles con disciplina, pero sin inculcar el miedo. Han de entender las normas, pero no temerlas.
  • Refuerzos. Refuerza las conductas deseadas, con una sonrisa un gesto, prestándole atención, una palabra, etc. Y al mismo tiempo no refuerces aquellas conductas no deseadas.

 

EL PREADOLESCENTE (11 A 13 AÑOS)

Comienza la etapa complicada. Los niños y niñas de esta edad, se sienten fuera de lugar, ni son niños o niñas ni son mayores. Tendrán alternancia de conductas y actitudes de ambas edades.

Empiezan a producirse los grandes cambios que acompañan a la adolescencia. El grupo de iguales cobrará más fuerza y la necesidad de sentirse aceptados va a dominar su comportamiento y actitudes. Esta necesidad va a llevar a que cobre una gran fuerza el sentimiento de vergüenza, determinadas cosas les hará sentir vergüenza o apuro, por miedo a no ser aceptados por los iguales.

Comienzan a rebelarse contra los adultos y las normas de estos, empiezan a exigir ser los responsables de sus decisiones.

  • Ni son niños, ni son mayores, edad complicada en este sentido.
  • Comienzan cambios corporales y mentales.
  • Se sienten raros y que no encajan, son demasiados mayores para ciertas cosas y demasiado pequeños aún para otras.
  • Se sienten incomprendidos, sin lugar definido.

 

¿Qué podemos hacer?

  • Cuida su autoestima. En esta etapa, la aceptación es fundamental para ellos, el sentir que no son aceptados puede causar daños en su autoestima.
  • Desarrolla con ellos la asertividad y la empatía. Para que estas habilidades sean más fuertes que el miedo a sentirse rechazados.
  • Se paciente con ellos, ya que se sienten incomprendidos.
  • Disciplina pero positiva. Es fundamental que los niños y niñas tengan una disciplina, las normas y reglas les aportan seguridad, aprenden a respetar y desarrollan su autonomía. Debemos educarles con disciplina, pero sin inculcar el miedo. Han de entender las normas, pero no temerlas.
  • Refuerzos. Refuerza las conductas deseadas, con una sonrisa un gesto, prestándole atención, una palabra, etc. Y al mismo tiempo no refuerces aquellas conductas no deseadas.
  • Déjales su espacio, están desarrollando su identidad, necesitan tener su independencia.
  • Dales responsabilidades y desarrolla su autonomía. Hay que estar pendientes de ellos, pero dejando que se desenvuelvan y que asuman responsabilidades.

EL ADOLESCENTE (14 EN ADELANTE)

Etapa de grandes e intensos cambios a todos los niveles. Los niños y niñas dejan de ser niños y niñas y se hacen adultos. Entran en un mundo nuevo y su cuerpo y su mente está en cambio y desarrollo constante.

Tienden a separarse del núcleo familiar, la dominancia es del grupo de iguales. En esta etapa para ellos es fundamental ser aceptado por los demás y cobra una enorme importancia lo que los otros piensen de uno.

El desarrollo corporal y la pubertad les llevan a un despliegue hormonal que hace que sus emociones estén a flor de piel. Los altibajos emocionales van a ser constantes.

Es una etapa clave para el desarrollo de la identidad personal y la personalidad, buscan definirse. No aceptan que les digan como tienen que ser o actuar, pero al mismo tiempo tienen necesidad de ello, ¿quién soy? ¿Cómo he de actuar?; por ello buscan pertenecer a un grupo que les defina.

En esta etapa se producen grandes descubrimientos, pero la diferencia con otras etapas es que se creen que lo saben todo, que nadie les va a enseñar nada. Esto se produce porque su capacidad cognitiva ha alcanzado el nivel adulto, tienen la habilidad y eso lo perciben, pero no saben manejarla.

Se rebelarán contra todo para buscar su propio yo.

  • Búsqueda de identidad personal, de definirse a uno mismo. Necesidad de pertenecer a un grupo para sentirse definidos, según los criterios del grupo.
  • Cambios corporales y mentales, proceso de adaptación a ese nuevo cuerpo y mente.
  • Cuestionan criterios y valores familiares, es necesario para definirse a sí mismos, para encontrar su identidad.
  • Nueva familia en el grupo de iguales, se separan del núcleo familiar por una búsqueda del yo, separado de sus orígenes.
  • Tienen múltiples y fuertes emociones y una capacidad de pensamiento de adulto, que aún no saben manejar adecuadamente. Todo esto junto es un caos.
  • Son capaces de comprender, pero ahora cuestionaran todo.
  • Quieren decidir, creen que pueden.

¿Qué podemos hacer?

  • Ten paciencia y calma con ellos.
  • Cuida su autoestima. En esta etapa, la aceptación es fundamental para ellos, el sentir que no son aceptados puede causar daños en su autoestima.
  • Desarrolla con ellos la asertividad y la empatía. Para que estas habilidades sean más fuertes que el miedo a sentirse rechazados.
  • Disciplina pero positiva. Es fundamental que los niños y niñas tengan una disciplina, las normas y reglas les aportan seguridad, aprenden a respetar y desarrollan su autonomía. Debemos educarles con disciplina, pero sin inculcar el miedo. Han de entender las normas, pero no temerlas.
  • Ponles límites, tenderán a saltarse los límites, pero es necesario que tengan ciertas normas.
  • Déjales su espacio, necesitan intimidad y espacio.
  • Proporcionales personas que les sirvan de modelo o de ejemplo para definirse. Algún pariente, amigo, etc.
  • No tengas en cuenta sus altibajos emocionales. Se comprensivo con ellos cuando estos sucedan.
  • Comprende su rebeldía como algo natural, no lo tomes como algo personal entrarás en una lucha sin sentido.
  • Actúa como ejemplo para ellos.
  • Escúchales y respétales. Si ven que tú lo haces, ellos tenderán a imitarlo.
  • Acéptales y muéstrales tu cariño.

Celia Rodríguez Ruiz

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies