Enseñar a los niños a resolver conflictos: Técnica del grano



Enseñar a los niños a resolver conflictos: Técnica del grano
3.3 (65.54%) 130 votos

Enseñar a resolver conflictos: Los conflictos son aquellas situaciones o circunstancias que implican un problema o dificultad. Un conflicto puede ser con uno mismo, individual o con varias personas. Los conflictos suelen dar lugar a emociones negativas, pudiendo provocar discrepancia, tensión y enfrentamientos.

Es fundamental enseñar a los niños a resolver sus conflictos de un modo positivo, podemos cambiar su manera de ver el conflicto, empezar a verlo como algo positivo y aprender del mismo. Enseñar a los niños a resolver conflictos es proporcionarles una oportunidad de aprendizaje muy valiosa.

 

¿Qué beneficios aporta enseñar a los niños a resolver conflictos?


Enseñar a los niños a resolver conflictos aporta importante beneficios, se convierte en una herramienta de aprendizaje y desarrollo muy valiosa. A través del conflicto situamos al niño en una situación ideal de aprendizaje donde tendrá que idear soluciones y seleccionar la más adecuada y ponerla en marcha. A través de los conflictos:

    • Desarrollamos las habilidades sociales del niño.
    • Entrenamos su capacidad de empatía.
    • El niño aprende competencias básicas de negociación, escucha y dialogo.
    • Aprenden a tomar decisiones.
    • Desarrollan la capacidad de enfrentarse a las dificultades.

Por todo ello es muy importante enseñar a los niños a resolver conflictos. Cuando les evitamos los conflictos no dejamos que desarrollen estrategias para su resolución y les privamos de una importante experiencia de aprendizaje. Es imprescindible por lo tanto enseñar a los niños a resolver conflictos.

 

resolver conflictos, escuela de padres, educación, educar, psicología infantil

 

¿Cómo podemos enseñar a los niños y niñas a resolver los conflictos?

  • Haz de ejemplo. Ante cualquier conflicto que se presente, como adultos, con los pequeños o con otros adultos.
  • Favorece la comunicación en el niño o niña. Es importante no llegar al extremo opuesto a los golpes y rabietas. El pequeño ha de saber exponer su punto de vista y saber resolver las situaciones que no le gustan.
  • Simula situaciones en casa. Puedes utilizar conflictos reales que tenga el niño o inventarlos. Cualquier conflicto con un compañero de clase vale, etc.
  • Utilizar los conflictos que surjan en el hogar. En una familia es normal que surjan muchos conflictos. Cuando alguno surge podemos emplearlos para enseñar al niño o niña como actuar. En lugar de simplemente reñirle, explicarle lo que debe hacer la próxima vez.
  • Da diferentes opciones. Ofrece diferentes opciones (dos o tres opciones) y deja que el niño decida.No se trata de castigar al niño, es importante que no lo vean como un castigo. Dialogamos con ellos y les damos opciones, es importante que aprendan que sus actos tienen unas consecuencias. Ante un conflicto entre las diferentes opciones que podrán escoger habrá unas consecuencias.
  • Practica los siguientes pasos para solucionar conflictos con ellos:

– Identifica el conflicto.

– Expresa como te sientes. 

– Expresa las necesidades de ambas partes.

– Crea con ellos una lluvia de ideas

– Piensa y razona con ellos, las ventajas e inconvenientes de cada opción. Las cosas malas y buenas.

– Elige entre todos la opción que parece mejor.

– Lleva a cabo la solución escogida y una vez hecho, valora lo ocurrido.

 

Infografía: Enseñar a resolver conflictos


Infografías e imágenes educativas
Infografía: Cómo enseñar al niño a resolver conflictos

 

Vídeo educativo: Como enseñar a resolver sus conflictos a los niños

 

La técnica del grano: Juego para enseñar a resolver conflictos


Juego educativo para enseñar  a los pequeños habilidades para resolver conflictos.

Técnica desarrollada en el libro “Tratando la inestabilidad emocional” (Santiago López, 2006)

En que consiste el juego

El juego consiste en ayudar a los niños y niñas a desarrollar sus habilidades para resolver conflictos. Se fomenta la reflexión sobre el conflicto antes de que se convierta en algo negativo, la comprensión del papel de nuestras emociones en el conflicto y la toma de conciencia de nuestras conductas en el conflicto. A través de la reflexión y la comunicación se logra la búsqueda de alternativas para una solución no violenta que beneficie a ambas partes.

 

Objetivos de la actividad

  • Desarrollar la habilidad de resolver conflictos a través del acercamiento y el acuerdo.
  • Fomentar una nueva visión del conflicto como una oportunidad de aprender y llegar a un acuerdo.
  • Favorecer la reflexión sobre nuestras emociones, pensamientos y actuaciones en el conflicto.
  • Aprender a expresar nuestras quejas y nuestro malestar.

Participantes

Niños y niñas de 12 años en adelante.

 

Instrucciones del juego

Preparación: Preparamos las fichas y las repartimos unos días antes de realizar la dinámica.

Explicación:En la mayoría de las ocasiones cuando tenemos un conflicto personal, tendemos a perder los nervios y emplear palabras malsonantes, elevar el tono de voz, huir de la pelea, etc. Con estas acciones no se resuelve el conflicto, sino que se agrava. La Técnica del grano se basa en comprender como en la mayoría de las ocasiones lanzamos un saco entero de granos para derribar al oponente, lo único que logramos con eso es dañarle y no resolver el conflicto.

Imaginemos que tenemos un saco lleno de granos de arroz, hay algunos granos que están estropeados. Cuando se estropea un grano lo lógico es abrir el saco, buscar el grano y sacarlo del saco. En lugar de eso tendemos a lanzar el saco entero sin abrirlo o a dejar los granos estropeados dentro permitiendo que se estropeen los demás granos del saco.

En algún momento todos nos dejamos llevar por el enfado y decimos frases del tipo: “eres tonto”, “que torpe eres nunca hacer nada bien” “es culpa tuya” “estoy harto de ti”. Al utilizar estas frases estamos lanzando sacos enteros y estamos provocando que nos responda lanzándonos otro saco como “el tonto eres tú” “yo sique estoy harto”, etc. y entraremos así en una guerra de sacos que no nos lleva a ninguna parte.

Estas frases o lanzamiento de sacos no expresan el verdadero malestar, lo que realmente nos molesta, lanzar el saco no es sacar el grano. La técnica propone abrir el saco y coger el grano.

Los pasos básicos para expresar una queja serían:

  1. Buscar el momento adecuado.
  2. Valorar a la persona (abrir el saco).
  3. Expresar la verdadera causa del enfado (sacar el grano).
  4. Explicar cómo te gustaría que sucediese la próxima vez (buscar soluciones).
  5. Negociar acuerdos entre los diferentes puntos de vista.
  6. Mantener una buena relación y continuar con una conversación agradable.

Si expresamos nuestra queja de forma adecuada, daremos un paso importante para resolver el conflicto. De este modo, dejaremos el camino abierto para que la otra persona escuche nuestra propuesta, evitaremos la guerra de sacos y habremos dado el primer paso para llegar a un acuerdo.

 

© 2019 ▷ Educapeques ➡➤ [ Enseñar a los niños a resolver conflictos: Técnica del grano ] Escuela de padres @educapeques por Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga y Pedagoga

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “Enseñar a los niños a resolver conflictos: Técnica del grano

  • el 3 febrero, 2017 a las 16:49
    Permalink

    Me parece exelente solo que tenemos que ponerlo en practica gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies