El valor de las emociones negativas



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

El ser humano, es un ser emocional por naturaleza. Las emociones forman parte de él y cumplen una importante función para su desarrollo, supervivencia y adaptación. Todas las emociones forman parte de la persona, incluidas las que denominamos negativas, es cierto que estas emociones pueden causar dolor y malestar en un principio, pero son necesarias para la maduración, el desarrollo y la supervivencia. A menudo tendemos a proteger a nuestros niños y niñas de sus emociones negativas, tendemos a evitarles disgustos y frustraciones, y de este modo pretendemos alejarlos del malestar emocional. Pero esta tendencia es perjudicial y negativa para ellos, experimentar las emociones les ayudara a su desarrollo y a una gestión positiva de las  mismas.

malestar emocional, emociones negativas, frustración, escuela de padres, ayuda padres, problemas educativos, ayuda con los hijos, padres educacion, educación hijos
El valor de las emociones negativas

La vida es una sucesión de acontecimientos, algunos positivos y otros negativos, cada uno de ello supone un aprendizaje. No importa que vengan cosas malas, lo importante es nuestra actitud ante las adversidades y nuestra capacidad de enfrentarnos a ellas y afrontarlas de un modo positivo.

Las emociones negativas aparecen unidas a las adversidades, conflictos y todo aquel acontecimiento que puede suponer un cambio. En un primer momento de evolución de la especie, estos acontecimientos suponían un peligro o amenaza y la eficacia de las emociones negativas determinaba la supervivencia o no. Así el miedo ante un animal salvaje, nos hacía protegernos de el mismo, el asco ante comida en mal estado, nos protegía de una ingesta perjudicial, etc. Es cierto que actualmente las situaciones o adversidades son de otro tipo, pero las emociones siguen cumpliendo la misma función.  Las emociones negativas, aunque pueden ser desagradables nos permiten avanzar en nuestro camino y nos suponen un aprendizaje muy útil.

El valor de las emociones negativas.

El valor de las emociones negativas es indiscutible. No podemos, ni debemos privar a los niños y niñas de dichas emociones. Es fundamental que  experimenten las emociones negativas, que aprendan a tolerar el malestar que pueden provocar, que aprovechen y desarrollen recursos efectivos que permitan aprovechar la emoción para afrontar la adversidad.

Veamos un ejemplo: No pasa nada si un niño suspende un examen y se siente frustrado y triste. Si le dejamos que experimente sus emociones, le dejamos tiempo para identificarlas, reconocerlas y para que cumplan su función, en este caso, la reflexión sobre lo ocurrido y la reacción, será positivo para el niño/a. Ya que estará por un lado aprendiendo a tolerar la frustración, sin dejar que esta emoción llegue a controlarle y por otro lado estará desarrollando estrategias para gestionar sus emociones y recursos para reaccionar ante la situación de suspender un examen. En cambio sí evitamos que el niño/a se sienta mal cada vez que suspende un examen, no podrá tolerar la frustración cuando esto ocurra, no desarrollará estrategias para afrontar la adversidad. De este modo es probable que ante futuros exámenes, se bloquee, se ponga nervioso, etc.

malestar emocional, emociones negativas, frustración, escuela de padres, ayuda padres, problemas educativos, ayuda con los hijos, padres educacion, educación hijos
Las emociones negativas

Consejos para Educar las emociones negativas.

  • Educar las emociones negativas, supone enseñarles a vivir con ellas y aprovechar lo que nos aportan.
  • Deja que experimenten las sensaciones y emociones negativas, no trates de reprimirlas.
  • Edúcales con tu ejemplo y enséñales así que es algo normal y natural sentir emociones negativas.
  • Muéstrales acciones para gestionar de un modo positivo las emociones negativas.

 

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu




Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies