Debate: Estoy a favor de los deberes escolares



En los últimos años, mucho se ha especulado y debatido acerca de la carga académica a la que están sometidos los niños y adolescentes después de su jornada escolar.

Son ya varios los padres que se oponen a que los profesores dejen deberes escolares para casa argumentando que una carga excesiva les resta tiempo para realizar otras actividades tan necesarias a esas edades como jugar, pasar tiempo al aire libre, convivencia familiar y horas de descanso.

Hay asociaciones de padres que equiparan los deberes escolares con que los padres se lleven trabajo a casa u horas extras tras la jornada laboral.

Pues no estoy de acuerdo con esta visión. Desde mi punto de vista como madre y psicóloga opino que los deberes son necesarios y cumplen con la función de acercarnos al mundo escolar de nuestros hijos, que de otra manera sería difícil acceder.

Los deberes escolares, tienen varias ventajas, entre ellas:

  • Refuerzan los conocimientos adquiridos en clase: Hay ciertas materias que sólo se pueden retener a base de repetición y/o práctica.
  • Pueden ayudar a comprender mejor o entender lo que no pudieron captar durante la clase
  • Afianzan el aprendizaje
  • Ayuda a los niños a adquirir buenos hábitos de estudio y disciplina
  • Van adquiriendo responsabilidad, según su edad y grado de madurez
  • Aprenden a distribuir su tiempo: les ayuda a organizarse para cumplir con sus responsabilidades, sin dejar a un lado el tiempo de ocio y descanso.
  • Les van preparando para una carga lectiva mayor a medida que van avanzando en los estudios.

Como padres, los deberes nos reportan ciertas ventajas, entre ellas:

  • Nos enteramos los temas que están trabajando en clase
  • Detectamos que materias tiene dificultad y cuál se le da bien
  • Nos obliga a mantener frescos los conocimientos o aprender cosas nuevas
  • Pueden ser momentos y tiempo de calidad con nuestros hijos

¿Quién tiene la responsabilidad de la educación de nuestros hijos?

Desde mi punto de vista, no podemos, ni debemos delegar y poner toda la responsabilidad de la enseñanza educativa de nuestros hijos en manos del centro educativo.

Es más, los niños no deberían vivir el ámbito escolar y familiar como esferas de su vida separadas. En los adultos suele estar bien diferenciado el ámbito laboral y el familiar, incluso es mejor no mezclarlos.

Sin embargo, el colegio y la familia comparten un denominador e interés común que es la educación de nuestros hijos.

Como familias deberíamos apoyar y reforzar los conocimientos que van adquiriendo nuestros hijos en el colegio, acercando esos conocimientos a la vida cotidiana, ayudando a reforzar lo aprendido, agregando valor al conocimiento.

Los deberes escolares es una de las maneras (aunque no en exclusiva) de trasladar la esfera escolar al ámbito familiar y así el conocimiento va adquiriendo otros matices.

debetres y tareas escolares

Tiempo promedio haciendo deberes escolares vs tiempo dedicado a exposición a pantallas

Las personas que están en contra de los deberes escolares argumentan que los niños pasan prácticamente toda la tarde entregados a las labores escolares.

Y la pregunta es ¿Cuántas horas en promedio invierte un niño haciendo deberes? Según las estadísticas en España los alumnos invierten un promedio de 6 horas semanales dedicadas a este tema.

Estamos hablando de un promedio de una hora diaria, con un día de descanso.

Sin embargo, este dato quizás te sorprenda, pero los chicos en edad comprendida entre los 2 y 17 años están expuestos a pantallas (entre televisión, Tablet, consolas, móviles) un promedio de 19 horas y 40 minutos semanales.

Se ha convertido en la actividad principal de ocio en los niños y adolescentes.

Cerca de tres horas diarias y esta cifra se incrementa los fines de semana y durante periodos vacacionales.

Es decir, los niños en la actualidad invierten más de triple de su tiempo viendo la televisión que haciendo deberes.

Estos datos me hacen pensar si el problema de los deberes escolares está más bien relacionado con la falta de disponibilidad de los padres, por la amplitud de sus jornadas laborales, con su falta de implicación en la educación de sus hijos y/o por evitar tener una “bronca” cada tarde con el niño que se niega a hacer los deberes, que en sí, por la carga escolar que ello supone.

deberes

Deberes efectivos y razonables

Para que niños, padres y profesores nos beneficiemos de las ventajas de cumplir con los deberes escolares, hay algunos factores claves a tomar en cuenta:

Tiempo. El tiempo debería ir en función del grado escolar de los niños. Una hora diaria me sigue pareciendo excesivo. Destinar media hora diaria es más razonable, quizás algo más en periodos puntuales, pero muchas veces, menos es más, por lo menos esa es mi experiencia.

Atención y concentración. He visto como unos deberes que podrían hacerse en 20 minutos, se prolonga hasta 50 minutos, simplemente por la falta de concentración. Por eso es importante, ayudarlos y realizar ejercicios para mejorar esta capacidad.

Buenos hábitos. Que formen parte de su rutina, por ejemplo, después de merendar, en un espacio destinado para ello, con buena luz y ventilación, alejado de ruidos o distracciones. Propiciemos el momento y el lugar adecuado, así su cerebro estará más atento y no prolongará los deberes mas tiempo del necesario.

Ellos solos. Según la edad, pero lo recomendable es que los hagan por sí mismos y estar cerca por si tienen alguna duda. Nosotros les revisamos que estén correctos, pero no hacemos los deberes como si fuera un trabajo en equipo.

No somos los profesores. No tenemos que saber de todo, si no podemos apoyar, podemos pedir ayuda, lo importante es estar pendientes y cubrir esas carencias; tampoco tenemos que asumir el papel de volver a enseñar lo que los profesores han explicado, ni enseñarles “nuestro método”, eso les confunde.

¿Cuánto tiempo invierten tus hijos en los deberes? ¿Crees que es importante que adquieran responsabilidades de acuerdo a su edad?

ejemplo_banner

 

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn1Email this to someoneShare on Tumblr1



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies