Cuando nuestro hijo no cumple las normas



A mi hijo le hemos puesto unas normas, pero constantemente se niega a cumplirlas

¿Qué hacemos en este caso?

Esto suele ocurrir, que el niño se niegue a cumplir las normas o que sobre pase los límites.

normas

En ese caso se deben adoptar medidas y cumplirlas. Las medidas se explican detalladamente en el curso siguiente, pero habitualmente las que suelen emplearse son:

1º. Llamar la atención un número limitado de veces.

2º. Retirada de privilegios, es decir no permitirle realizar por un tiempo limitado una actividad que le resulte atrayente o retirarle temporalmente un objeto que le guste. Algunos ejemplos son: no dejarle ver una tarde su serie de dibujos animados, retirarle una tarde la bicicleta, etc.

3º. Tiempo Fuera. Apartarlo de toda actividad, en un lugar aburrido, pero con supervisión durante un tiempo muy breve.

4º. Entrenar repetidamente la conducta adecuada.

Jesús Jarque para el Portal Educapeques

 

Síguenos en facebook: Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

3 comentarios sobre “Cuando nuestro hijo no cumple las normas

  • el 18 junio, 2013 a las 12:46
    Permalink

    en mi caso el problema no es que se nieguen a cumplir las normas, que las tienen claritas, el problema básico es que “se les olvida” que tienen que hacer sus tareas como lavarse los dientes y las manos, echar la ropa al cubo de lo sucio, recoger los juguetes que sacaron…
    Es la excusa permanente: -uy! se me olvidó
    ese es mi problema básico 🙂

    Respuesta
    • el 12 abril, 2017 a las 17:12
      Permalink

      A mi hijo nunca le puse reglas, tiene 5 años y ahora el problema es en el colegio, no respeta a la profesora, la interrumpe, la insulta, no se queda callado, en fin no se que hacer :/…….

      Respuesta
  • el 25 junio, 2013 a las 23:42
    Permalink

    No comparto la solución al problema, no es otra cosa que un sistema de premios y castigos. A mi me suena que lo estamos entrenando como si fuera un perro. Creo que tiene que haber otra forma más cercana al dialogo, a la comprensión, de nosotros a las necesidades del niño o niño y de ellos hacia las normas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies