Los celos del hermano pequeño hacia el mayor

En nuestro caso pensamos que los celos se orientan del hermano pequeño a su hermana mayor. Ella tiene 10 años, es buena estudiante y está en una escuela de danza. El pequeño tiene 7 años y parece que quiere sobresalir por su mal comportamiento. ¿Qué debemos hacer en nuestra situación? 

A partir de cierta edad puede ocurrir que los celos y la rivalidad entre hermanos cambie de orientación. Para esta situación que plantea  aconsejamos:

1º. No realizar comparaciones entre los hermanos. Esta situación que describen se presta a proponer a la hermana mayor como modelo para a imitar.

2º. Favorecer el trato individual y potenciar los intereses de cada uno. Esto implica valorar a cada hijo en lo que hace y en su propia capacidad. En el caso de la hija mayor seguir favoreciendo su interés por los estudios y la danza. En el caso del pequeño, ayudarle a descubrir sus intereses. Si su rendimiento escolar es bajo, valore su esfuerzo y dedicación a los estudios.

3º. El comportamiento del niño pequeño puede ser una forma de llamar la atención y hacerse notar. Para ello: – Evite etiquetarlo con expresiones como “es un trasto”, “es el revoltoso de la casa”…

– Elogie y préstele más atención cuando su comportamiento sea adecuado. En la medida de lo posible, ignore su mal comportamiento, para que esta no sea una estrategia para destacar.

– Favorezca las actividades cooperativas y de colaboración entre los dos hermanos, pero sin forzar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.