Celos entre hermanos: Mi hijo mayor tiene celos del pequeño ¿Qué hacemos?



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Celos entre hermanos

niños con celosAnte la llegada de un hermanito, lo más natural es que el mayor sienta algo de celos. Hasta ese momento había sido el centro de atención de sus papás, sus abuelos, sus tíos… y ahora que ha llegado el bebé, todo ha cambiado.

Todos juegan con el bebé, le dicen cosas, le traen regalos… Y cuando hablan con el mayor, aunque también le muestran cariño y dedicación, le tratan un poco diferente. Ahora es el mayor y tiene que portarse como un niño mayor. Pero él sigue siendo el mismo niño que antes, no entiende su nuevo rol.

Por mucho que mamá y papá le contaron que la situación cambiaría, parecía más bonito entonces. Ahora el bebé se pasa el día llorando y está todo el tiempo en brazos de mamá. Ya no tienen tanto tiempo para él.

[Tweet "Celos: ¿Qué podemos hacer como padres para ayudar a nuestro hijo mayor?”]

  • En primer lugar, es importante sacar tiempo cada día para estar a solas con el mayor. Tanto papá como mamá. Debemos seguir ofreciéndole ese tiempo de atención exclusiva que tenía y que sigue necesitando -incluso un poco más ahora-.
  • También es muy positivo contarle al mayor que el bebé irá creciendo y cuando sea un poco mayor podrán jugar juntos, le podrá enseñar todas las cosas que ya sabe y mamá volverá a tener más tiempo. Es decir, transmitirle que esta situación que está viviendo no es para siempre.
  • Un aspecto fundamental es decirle al mayor con frecuencia lo mucho que le queremos y reforzar su autoestima alabando las cosas que hace. Darle a entender que seguimos fascinados con él, que sigue siendo el rey de la casa.
  • Dejar que tu hijo cuide del pequeño en la medida de lo posible, si es que él quiere hacerlo, pero jamás forzarle si no quiere. Por ejemplo, si mamá está dando el pecho y el mayor quiere un poco de atención, le podemos decir que se acerque y acaricie la manita o la cabecita del bebé para que coma más feliz. Mientras lo hace, mamá puede ir alabando al mayor “qué bien le estás cuidando, mira qué contento está, eres el mejor hermano del mundo, lo haces genial”.
  • Demostrarle la admiración que el bebé va sintiendo por él y que cada vez será mayor. Decirle algo así: “¿has visto cómo te mira el bebé? le gustas mucho, le encanta lo que haces. ¿Quieres cantar para él?” Ver que su hermanito pequeño empieza a adorarle le hará sentir muy especial, volverá a sentirse el centro de atención y empezará a ver con buenos ojos al pequeño, como alguien que también le va a querer y con quien se va a divertir.

los-celos-entre-hermanos

 

En definitiva, debemos hacerle entender al mayor que él sigue siendo especial, que le seguimos queriendo y mimando tanto como antes, que seguimos viendo sus cosas buenas y que jamás perderá ese lugar privilegiado en nuestro corazón. Aunque nosotros lo sepamos, durante una temporada él necesitará que se lo demostremos de una forma más explícita.
Irene Seguranyes
Psicóloga infantil



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies