Bloqueos con asignaturas ¿cómo ayudar desde casa?



¿Por qué nuestros hijos se bloquean con determinadas asignaturas?

“Mamá, es que me bloqueo” o “este niño tiene atravesado el inglés” son frases que se repiten con cierta frecuencia, cuando se habla sobre el colegio y el estudio de los niños.

Generalmente, cuando se atraganta una asignatura, el simple hecho de pensar en ella ya provoca un estado de estrés más o menos intenso. Esta sensación de estrés, no viene sola, la acompañan otras emociones que podemos considerar desagradables como el enfado, la tristeza, la frustración o la culpabilidad. Todo en su conjunto, mantiene que se prefiera dedicar esfuerzo y tiempo a otras asignaturas, convirtiéndose así, en una pescadilla que se muerde la cola.

asignaturas, deberes, fracaso escolar

En la raíz de los bloqueos, se encuentran los pensamientos o creencias que el propio niño ha creado sobre su relación con esa asignatura y, lo más importante, la gestión que hace sobre las emociones provocadas por esos pensamientos.

Desde Emotiva, queremos daros algunas pautas para que en casa, podáis lidiar con esta situación y ayudar a vuestros hijos a sentirse más resolutivos:

  • Hablar, empatizando, sobre la asignatura y las sensaciones que le genera. Puede que, como padres, nos enfademos por los resultados pero es importante que se sientan escuchados.
  • Explicarle que, en ocasiones, los bloqueos permanecen en nosotros porque los alimentamos con nuestros pensamientos. Invitadle a que os cuente qué se le pasa por la cabeza cada vez que piensa en esa asignatura.
  • Enseñarle a cuestionarse esos pensamientos hasta llegar a otro tipo de pensamientos más positivos. Es importante guiarle a que descubra que puede tener éxito y que verbalice esa capacidad para afrontarlo, que se diga a sí mismo que él puede.
  • Trazar una estrategia, como, por ejemplo, crear una frase poderosa que le ayude a sentirse capaz de superar la asignatura. Esa frase puede recoger todos los puntos fuertes y capacidades reales del niño, para que las tenga presentes cada vez que se la diga así mismo.
  • Como padres, respetar los resultados y tranquilizarlo, evitando comentarios desagradables hacia su persona. A veces, tendemos a empezar nuestros ataques con “es que eres…” transmitiendo mensajes de culpabilidad. En casos de bloqueo, lo mejor que podemos hacer es apoyarles.

Con esto, tratamos de que se amplíen sus posibilidades de éxito. Además, con este tipo de charlas, les ayudamos a que, si en el futuro les vuelve a ocurrir algo similar, tengan un recurso para saber hacerle frente.

En otras ocasiones, puede que, además de lo anterior, tu hijo también necesite un apoyo extra en la asignatura para que a nivel de contenidos, le resulte más llevadero y poco a poco, le ayude a coger confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Marta Bermúdez

Emotiva CPC

emotivacpc.es

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies