El aprendizaje por modelado. El ejemplo de los adultos



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

El aprendizaje por modelado

El ejemplo de los adultos. Y su influencia en la conducta de los niños y niñas

La labor de educar no es una tarea sencilla, en muchas ocasiones nos ocupamos y preocupamos por encontrar fórmulas perfectas, pensándolas complicadas pero efectivas. Pero ocurre que por más que intentemos diferentes estrategias siempre parece que algo falla, que algo hacemos mal.

La conducta de los niños y niñas no siempre es la deseada, y aunque empleemos castigos o fórmulas de disciplina, obtenemos  en el mejor de los casos, una respuesta sin convicción, una respuesta evitativa de castigo pero la actitud sigue siendo motivo de malestar y preocupación.

El aprendizaje por modelado

En todo este proceso nos olvidamos de nuestra influencia como adultos en el comportamiento de los niños y niñas. Sí, la fórmula más efectiva y eficaz es nuestro ejemplo

[Tweet "A través del ejemplo de los adultos educamos a nuestros niños y niñas.”]

El aprendizaje por modelado

El aprendizaje por modelado, también conocido como aprendizaje por observación, imitación o aprendizaje vicario, hace referencia al aprendizaje que se produce por observación de las conductas de otros congéneres. Son muchas las especies en las que podemos observar este fenómeno.

El aprendizaje por modelado se produce cuando el niño o la niña observa las conductas de los adultos que le rodean. Inmerso en un proceso de desarrollo y aprendizaje, el niño o la niña, aún no sabe que conductas son las que debe realizar, no sabe que es lo adecuado, es una tendencia innata la de observar a los congéneres e imitar su conducta. Si a ellos les ha resultado útil también a mí.

De este modo los niños y niñas aprenden de un modo inconsciente, aprenden lo que ven en los adultos. Aquello que ven deja una huella mucho más importante que lo que les podamos decir.

El ejemplo de los adultos ejerce una gran influencia en el aprendizaje de los niños y las niñas.

¿Cómo se produce el aprendizaje por observación?

El niño/a es una esponja que observa, presta atención y absorbe todo lo que hay a su alrededor.

  • Desde un primer momento observa las conductas, actitudes y formas de sus adultos más cercanos. En la mayoría de los casos a modo de juego.
  • Poco a poco irá probando esas conductas y dependiendo del resultado obtenido con las mismas o no tenderá a repetirlo o no.

El aprendizaje por observación tiene un gran poder en el desarrollo de conductas y actitudes, resulta imprescindible cuidar y prestar atención la imagen que mostramos a los niños y las niñas, al modelo que somos para ellos y ellas.

El ejemplo de los adultos ¿cómo controlar esa influencia?

  • Todo lo que quieras que haga tu hijo o hija: no gritar, tener buenos modales, no contestar, leer, etc…tendrás que hacerlo tú también.
  • Presta atención a tus maneras de actuar y de ser, incluso a tus actitudes y pensamientos, sin darte cuenta estarás transmitiéndolo a tus hijos.
  • No se trata de ser un modelo perfecto, ya que eso además de difícil será imposible, sino más bien de ser un buen modelo. Lo importante es la actitud que tengas y que aceptes tus errores y trates de arreglarlos.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu




Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies