Pautas familiares para apoyar a nuestros hijos a superar diferentes retos



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Pautas familiares para apoyar a nuestros hijos a superar diferentes retos.

Muchos de los padres con los que hemos hablado nos cuentan que frecuentemente sienten inseguridad a la hora de “dejar volar” a sus hijos. Las dudas les asaltan: ¿con quién saldrá?, ¿dónde irá?, ¿por qué se comporta así?

Nosotros sabemos que el adaptarse al crecimiento y a la independencia de un hijo puede ser costoso pero ¿cómo asegurarnos de que el camino que llevan nuestros hijos será el más adecuado?

En los primeros momentos de vida, la familia es el ámbito más influyente para el desarrollo intelectual, emocional y social de los más pequeños. Esta influencia se mantiene durante todo el ciclo vital, pero es en estos primeros años cuando la familia juega un papel fundamental, sobre todo en aspectos como: qué valores son importantes, cuándo se me refuerza, qué es lo que se espera de mí…

El entorno familiar, de aquí en adelante clima familiar, lo forman todos los factores que propician, o no, un estado seguro y agradable donde poder desarrollarse. Estos factores son principalmente cada uno de los miembros en sus interacciones y relaciones.

pautas familiares

Algunas de las claves de un clima familiar positivo son:

  • Los miembros de la familia muestran comportamientos de apoyo mutuo.
  • La afectividad es el motor principal de las acciones  y relaciones en el hogar.
  • La autonomía personal se favorece adaptándola al nivel evolutivo de cada miembro.

Para promover dichas claves, no existe un modelo de estructura familiar mejor o peor, sino que son las propias relaciones interpersonales de los miembros las que crean un determinado  clima familiar.

Por lo tanto, la familia es el primer lugar donde el niño se socializa y desarrolla su identidad.  No existe una receta mágica en la cual se junten todos los ingredientes y pueda asegurarse un resultado final. Lo que sí es cierto, es que con determinadas formas de actuar como padres podemos generar determinados comportamientos de los hijos en el futuro.  Aunque no  siempre todo puede explicarse en relación a estos términos, una adecuada educación en los primeros años puede tener una gran influencia en la expresión final de una conducta.

Día a día nos vemos envueltos en situaciones en las que podemos reaccionar de varias formas: agitarnos o sosegarnos ante la herida en un hijo, alentar o frenar temerosamente la iniciativa de llevar por primera vez los platos a la mesa…  Son situaciones cotidianas en las que automáticamente respondemos sin pensar en qué tipo de enseñanza estamos propiciando.  Nuestras respuestas serán aprendidas y muy probablemente  replicadas en las diferentes situaciones que el hijo viva, determinando así esos comportamientos futuros de los que venimos hablando anteriormente.

La pregunta o reflexión que os planteamos es: ¿Qué nos influye como padres para reaccionar de una u otra manera? El que nos agitemos ante una herida de nuestro hijo ; el que tengamos miedo a las consecuencias de sus iniciativas,  no son más que un reflejo de nuestras propias vivencias pasadas, las cuales  condicionan nuestra manera de reaccionar en el presente.

Para fomentar una reacción paterna que genere comportamientos adaptativos en los  hijos, queremos compartir unas pequeñas pautas que, si desde pequeños se aplican día a día,empoderan y encaminan a los niños a afrontar futuros retos:

  • Conocer qué tipo de responsabilidades o tareas pueden realizar nuestros hijos en función de su edad.
  • Fomentar en ellos la independencia, haciéndoles sentirse capaces y orgullosos cuando hacen algo bueno.
  • Utilizar comunicación positiva en vez de negativa:“puedes llevar los platos de uno en uno” en vez de “no puedes llevar todos los platos”.
  • Manejar nuestro lenguaje no verbal, utilizándolo como vía de transmisión y apoyo a nuestra comunicación.
  • Observarnospara analizar en qué situaciones perdemos los nervios y preverlas para reaccionar de una manera más sosegada.

En ocasiones, las pautas anteriores resultan complicadas de llevar a cabo de manera constante. Es por ello, que debemos formarnos e informarnos sobre qué podemos hacer para superar ciertos miedos o anclajes con nuestro pasado para poder propiciar un aprendizaje diferente a nuestros hijos.  El aprendizaje y el cambio son posibles, por lo que os animamos a que si os sentís identificados busquéis la forma de actuar hacia el empoderamiento  de los hijos.

Marta Bermúdez Crespo

Emotiva Centro Para el Cambio

ww.emotivacpc.es




Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies