Afasia. Características de la afasia en niños y niñas



Cuando determinadas áreas del cerebro, que se encargan del lenguaje resultan dañadas, se produce un trastorno del lenguaje que se conoce como afasia.

La afasia es un trastorno del lenguaje que puede afectar a la expresión y a la comprensión del lenguaje tanto oral como escrito.

¿Qué es la Afasia?

Se trata de la pérdida de habilidades relacionadas con el lenguaje, tanto en su comprensión como en su producción debida a un daño cerebral en el área correspondiente. La gravedad y pronóstico están determinados por la naturaleza de la lesión y la etapa del desarrollo en la que tiene lugar.

La afasia en niños y niñas supone una alteración del lenguaje que no va acompañada de sordera o lesiones físicas y que supone capacidades intelectuales normales.

Los daños cerebrales que dan lugar a la afasia

El hemisferio izquierdo está especializado en el lenguaje oral, y los daños en determinadas zonas de dicho hemisferio pueden causar alteraciones en la expresión, en la comprensión o en ambos procesos, tanto a nivel oral como escrito.

En los niños y niñas, la afasia puede aparecer por diferentes situaciones que provoquen daño cerebral

  • Traumatismo craneoencefálico.
  • Infecciones víricas.

 

Características de la afasia en niños y niñas

La afasia en los niños y niñas, tiene algunas características especiales:

  • Cuando la lesión  tiene lugar antes de los 10 años, nos encontramos con un retraso en el desarrollo del lenguaje pero con un pronóstico favorable. Es decir, el niñ@ adquiere las habilidades del lenguaje pero a un ritmo más lento. Cuanto más pequeño sea el niño/a, más favorable es el pronóstico. La recuperación en niños y niñas es más favorable, gracias al proceso de neuroplasticidad neuronal, que hace posible la reorganización neuronal después de una lesión. Así si una zona no puede desarrollar su función, cuando el niño está inmerso en el proceso de desarrollo, esta función se suele desarrollar en otras áreas. 
  • Los déficits en niños y niñas que predominan son los expresivos. 
  • Cuanto más tardía sea la lesión, más déficits lingüísticos aparecerán.

 

Síntomas de la afasia en niños y niñas

  • Mutismo 

  • Dificultades de articulación de palabras (disartria) 
  • Déficits en la comprensión. 
  • Ausencia de logorrea. 
  • Rarezas en la expresión, como paráfrasis, omisiones, etc. 
  • Trastornos de lectura y escritura. El trastorno de lectura suele desaparecer y el de escritura es más persistente. 
  • Acalculia. 
  • Anomia, o dificultad para recordar el nombre de las cosas. 
afasia, trastornos del lenguaje, desarrollo del lenguaje, afasia infantil, alteraciones del lenguaje
La afasia es un trastorno del lenguaje

Tipos de afasia infantil

 

En función del momento de la lesión

  • Afasia infantil connatal o perinatal. La lesión cerebral se produce durante la gestación o momento del parto. 
  • Afasia infantil adquirida. La lesión cerebral se produce cuando el desarrollo del lenguaje ya ha comenzado, a partir del año de vida.

 

En función de los síntomas y tipo de lesión.

  • Síndromes afásicos corticales. Es un trastorno infantil asociado a la epilepsia, las alteraciones del lenguaje aparecen en torno a los 4-5 años, y parece que hay un déficit en el metabolismo cerebral a nivel temporal. 
  • Afasia de Broca o motora. Lesión en el área de broca o circunvolución frontal izquierda, que provoca dificultades para articular palabras. El habla es poco fluida, usan frases cortas, un tipo de habla telegráfico y sin entonación. 
  • Afasia de Wernicke o sensorial. La lesión se produce en los lóbulos temporo-parietales. Presentan grandes dificultades en la comprensión del habla de los demás y la propia habla, por ello a la hora de expresarse suelen decir cosas sin sentido. Utilizan oraciones largas sin sentido, y cambian unas palabras por otras. 
  • Afasia de conducción. La lesión se produce en el fascículo arqueado o parte que conecta el área de Broca y de Wernicke. La principal característica es la incapacidad para la repetición. 
  • Afasias transcorticales. Se caracterizan por perseverancia de la repetición. 
  • Afasia anomica. Son las más leves, y se suelen superar tras rehabilitación. 

Cómo tratar la afasia en niños y niñas

  • Suele tener un pronóstico favorable, ya que contamos con la ventaja de la plasticidad neuronal. 
  • En primer lugar debemos contar con la ayuda del equipo de especialistas pertinente (medicina, psicológica, logopedia, educación, etc). 
  • Es fundamental trabajar la estimulación para favorecer el proceso de reorganización neuronal. 
  • No debemos forzar al niñ@. Estimular sí, pero nunca forzar. 
  • Prestar atención al desarrollo de su autoestima y sus habilidades sociales. 
  • Buscar el apoyo de sistemas de comunicación paralelos. 

A continuación y despues de este estupendo artículo de Celia Rodríguez Ruiz @educa_aprende para Educapeques os dejamos

3 Juegos y actividades para trabajar la afasia

3 Juegos y actividades para trabajar la afasia

Hay que recordar que la afasia puede estar afectada en el área de Broca o en el área de Wernicke pero también puede haber una alteración en ambas. En este último caso se trata de una afasia mixta.

 

  • Agrupando y preguntando sobre frutas

Materiales necesarios: Imágenes o figuras de diferentes frutas y cinta adhesiva. Deberás armar un grupo de frutas para cada niño o grupo de niños. Los grupos deben ser de hasta 3 niños.

También necesitarás un coordinador por cada grupo.

Edad de los niños: más de 6 años

Cantidad de niños: ilimitado

Dinámica del juego: Coloca las imágenes de las frutas sobre la mesa frente a los niños.

Luego diles: “Vamos a hacer una serie de cosas con las zanahorias que están sobre la mesa”. Observa qué niño ha notado tu error: en lugar de decir frutas, has dicho zanahorias.

Consigna nº 1

Pide a los niños que agrupen las frutas según el color.

Consigna nº 2

Una vez que hayan terminado, pide a los niños que agrupen las frutas según las texturas (suaves, ásperas, etc)

Consigna nº 3

A continuación pide a los niños que agrupen las frutas según su forma: redondas por un lado, rectangulares o alargadas por otro lado.

En este juego será el docente quien debe “confundirse intencionalmente” cuando nombra las frutas. Esto es, justamente, para trabajar la afasia.

Entre consigna y consigna sugerimos preguntar:

¿Las frutas, pierden su color si las comemos?

¿Se rompen en miles de pedacitos si se caen al suelo?

¿Sirven para pintar un cuadro o sirven para comer?

(Puedes sugerir tú otras preguntas similares)

 

Este tipo de preguntas ayuda a que ambas áreas del lenguaje afectadas empiecen a rearmar circuitos alternativos y recuperar las funciones expresivas del lenguaje.

 

  • Comparando dos objetos

Materiales necesarios: 2 imágenes, por ejemplo la de un gato y la de un león

Niños: mayores de 7 años

Cantidad de niños: ilimitado

Dinámica: Se colocan las imágenes sobre el pizarrón. También se pueden destinar imágenes por separado, es decir, una para cada niño.

Se coloca la imagen del gato y la del león una al lado de la otra.

Luego se hacen preguntas como:

¿Quién es más grande?, ¿Quién tiene un león en su casa?, ¿Y quién tiene un gato?, ¿Quién ha acariciado alguna vez a un gato?, ¿Quién ha tomado el té con un león?

(Puedes proponer otras tantas de estas preguntas)

 

Todas estas preguntas tienen la misma finalidad: hacer que los niños recuperen el lenguaje de la expresión.

 

  • Completando la secuencia

Materiales: imágenes de un clavo y un martillo,  un bolígrafo y un papel, unas gafas y un libro, una jarra de café y una taza, etc. Recorta las imágenes para que cada una quede separada de su compañero.

Niños: mayores de 8 años.

Cantidad de niños: ilimitado

Dinámica: El juego consiste en completar el compañero del objeto que vamos a exponer.

Se coloca una imagen sobre el pizarrón y se le pide al niño que indique “¿Qué le hace falta a esta imagen? ¿Qué compañero falta?”

En el caso del clavo el niño deberá responder “un martillo”. Luego de esto, colocamos la imagen del martillo al lado del clavo.

¿Para qué sirve un clavo y un martillo? ¿Qué cosas podemos hacer? (Colgar un cuadro, por ejemplo).

Así, vamos completando cada una de las imágenes.

Una vez finalizada la actividad puedes sugerir a los niños que relaten alguna experiencia donde ellos mismos (o algún familiar) hayan utilizado un calvo y un martillo.

Imágenes educativas: Infografía sobre la afasia en niños

infografia afasia en niños

Vídeo educativo: Afasia Infantil



© 2017 La afasia infantil. Como corregirla. Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn22Email this to someoneShare on Tumblr1



Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies