Sapito Rey : Cuentos del bosque susurrante

sapito rey, cuentos del bosque

Adentrémonos en la historia de «Sapito Rey«, un cuento que nos lleva a un bosque donde lo ordinario se entrelaza con lo extraordinario.

Este relato encantador gira en torno a un sapito que desea una charca más grande y decide pedir ayuda al rey. A medida que la petición del sapito se transmite de animal en animal, se convierte en una historia grandiosa que asusta al rey y a sus súbditos, llevándolos a abandonar el palacio.

Este cuento nos enseña sobre la importancia de la comunicación y cómo las exageraciones pueden transformar un pequeño deseo en un enorme malentendido. A través de este relato, los niños descubrirán valores como la satisfacción con lo que uno tiene y el coraje ante lo desconocido.

Sumérgete en esta fascinante aventura y descubre cómo el sapito se convierte en el inesperado protagonista de su propia historia. Una experiencia que nos invita a reflexionar y a valorar la claridad en nuestras palabras y pensamientos.


En un bosque vivió una vez un sapito que tenía una charca. Esta era sin embargo, muy pequeña, y el sapito se quejaba de ello noche y día.

Una mañana dijo:

– ¡Ay! Esta charca no es suficiente para mí. Iré a ver al rey y le pediré una más grande.

Sucedió que un ratón escuchó al sapito, y fue a contarle a la liebre:

– El conde del arroyo quiere ver al rey y está más furioso que un volcán.

Entonces, la liebre salió disparada a decirle al lobo:

– El marqués de la laguna quiere ver al rey y está que la ira le sale por los orejas.

El lobo no pudo aguantarse, y fue donde el perro:

– El emperador del los ríos quiere ver al rey y está que arde en fuego del disgusto.

cuentos del bosque

Después, el perro corrió hacia el cazador:

– El dueño de los mares quiere ver al rey y está que quema todo a su paso del enojo que trae.

El cazador se encontró con el paje en el palacio:

– El dios de los océanos quiere ver al rey y está tan endemoniado que su cólera arrasa con los campos y las ciudades.

El paje finalmente, fue a donde el rey y le contó lo que había escuchado, y este tuvo tanto miedo de vérselas con el dios de los océanos que decidió huir al bosque con toda la corte, los habitantes, y hasta las moscas del reino.

Al rato, el sapito llegó al palacio, y al ver que no había nadie allí, dijo:

– ¡Ay! He venido en mal momento. Mejor me presento otro día ante el rey.

Pero como estaba tan cansado, se tumbó en el trono y se durmió. En el reino sólo había quedado un burro viejo y cojo, y cuando escuchó las palabras del sapito fue a donde el pájaro y le dijo:

– Si el rey no se presenta en tres días, le tirarán de los pelos.

El pájaro voló de inmediato a ver a la cabra:

–  Si  el  rey  no  se  presenta  mañana,  le  lloverán golpes

La cabra fue saltando hasta el león:

– Si el rey no se presenta hoy, le arrancarán la cabeza.

El león acudió al carnicero:

– Si el rey no se presenta esta tarde, se lo comerán vivo.

El carnicero vio al paje finalmente:

– Si el rey no se presenta ahora mismo, arderá en el fuego para siempre.

Entonces el paje le hizo saber del asunto al rey, y como este no quería arder en el fuego para siempre, decidió marchar al castillo cuanto antes. Sin embargo, al llegar a la entrada, sintió un gran espanto, y se le ocurrió enviar al mariscal.

sapito rey, cuentos del bosque

El  mariscal  cruzó  la  entrada  y  avanzó  hasta  las escaleras,  pero  envió  al  capitán;  el  capitán  subió  las escaleras  y  llegó  a  la  puerta  del  salón,  pero  envió  al sargento; el sargento entró al salón y vio el trono, pero envío al soldado; el soldado se paró frente al trono y se arrodilló, pero le dijo al perro que mirara. Entonces, el perro levantó la cabeza y vio al sapito que en ese momento abría la boca para bostezar. Tembló de pánico, y le dijo al soldado:

– Tiene una boca enorme y dos ojos feos, y se va a tragar el trono.

El soldado llegó hasta el sargento:

– Tiene dos bocas y cuatro ojos, y se va a tragar el castillo.

El sargento corrió a buscar al capitán:

– Tiene quince bocas y cuarenta ojos, y se va a tragar el reino.

El capitán buscó al mariscal:

– Tiene cien bocas, y doscientos ojos, y se va a tragar el país.

Finalmente, el mariscal fue a donde el rey:

– Tiene mil bocas y cien mil ojos, y se va a tragar el mundo entero.

Al oír aquello, el rey casi se desmaya del susto. Huyó del reino junto a los habitantes, y se cuenta que jamás regresó. El sapito se quedó a esperar al rey, y mientras tanto, disfrutó de las comodidades del enorme palacio, que sin  duda  eran  mucho  mejores  que  las  que  tenía  en  su charca.

-FIN-

Otros cuentos de César Manuel Cuervo


La importancia de la comunicación y la percepción

«Sapito Rey» es más que un simple cuento; es una lección sobre cómo las palabras pueden cambiar y crecer hasta convertirse en algo completamente diferente de la intención original.

Este relato nos enseña la importancia de la comunicación clara y directa y cómo los rumores y las exageraciones pueden llevar a malentendidos y miedos infundados. Además, nos recuerda valorar lo que tenemos y ser valientes frente a situaciones desconocidas, mostrando que a veces, lo que parece ser un desafío insuperable, puede no ser tan aterrador después de todo.


Finalmente os dejamos un ejercicio de comprensión lectora con 7 preguntas con las que comprobaremos su los niños han entendido el cuento.

Antes de comenzar, recuerda que cada pregunta es una oportunidad para explorar y entender mejor el fascinante mundo de «Sapito Rey». Piensa en cada detalle y en lo que estos nos pueden enseñar.

  1. ¿Por qué el sapito quería ver al rey al principio de la historia?
  2. ¿Cómo se transformó el mensaje original que el sapito quería transmitir al rey?
  3. ¿Qué efecto tuvo la distorsión del mensaje en los habitantes del reino y en el rey?
  4. ¿Qué hizo el rey y su corte al escuchar la exagerada descripción del sapito?
  5. Al final de la historia, ¿dónde se encuentra el sapito y qué está haciendo?
  6. ¿Qué lección podemos aprender sobre los rumores y la comunicación a partir de este cuento?
  7. Imagina que eres el sapito al final de la historia, ¿cómo te sentirías al despertar en el palacio vacío y qué harías?

Cada respuesta es una ventana a la comprensión y la imaginación. Disfruta del viaje a través de este cuento y descubre los tesoros escondidos en sus palabras.


© 2024 ▷ Educapeques ➡➤ [ Sapito Rey y el palacio de los secretos: Un cuento de valentía y magia ] Cuentos infantiles ✏️ César Manuel Cuervo | 👨‍🎓Cuentacuentos @educapeques

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *