Los cabellos robados. Leyendas para leer a los niños



Comparte!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Leyendas para leer. Leyendas infantiles

Los cabellos robados

Cuenta la leyenda que la esposa del Dios Thor, Sif, tenía un cabello extremadamente bello, y delicado. Su color dorado era símbolo de admiración, de belleza y de respeto en los cielos.

Sin embargo, no todo en el reino de los cielos era mágico y bello, puesta la envidia también existía allí. Uno de quienes admiraban codiciosamente la cabellera de Sif era el Dios Loki. Este dios era conocido como el dios del engaño y la mentira. Pero además Loki estaba fascinado y hasta obsesionado con aquel cabello largo, sedoso y dorado como el mismo sol, por lo que deseaba hacer algo para quitarle dicha belleza a la diosa. El dios Loki no se interesaba por  lucir él mismo dicha cabellera, solo quería que la diosa no fuese tan hermosa como lo era…

Así, un buen día, se acercó en forma silenciosa y aprovechando que la diosa Sif estaba durmiendo, le cortó todo su precioso cabello hasta la raíces quedando calva por completo…

Cuando Thor se enteró de lo sucedido, enfureció tanto que la Tierra misma lo sintió: los mares comenzaron a azotar a las tierras, los vientos se levantaron y la tierra misma comenzó a temblar. Los animales, asustados, huyeron de sus corrales y las plantas se secaron de un día para el otro. Todo parecía un caos y los pobres mortales rogaban que cesara el enojo de Thor. Pero el dios quería hallar al culpable de aquel acto malvado y sin sentido.

Una vez que halló al dios Loki, fue severamente reprendido por Thor quien le hizo prometer con su vida que “devolvería cada uno de los cabellos dorados robados de su amada esposa”.

Loki, aunque no lo deseaba, debería devolver cada cabello de Sif. Así, decidió descender hasta la Tierra y visitar a los duendes quienes eran considerados los mejores artesanos de coronas de cabellos.

No obstante Loki no ansiaba que la diosa Sif recuperara su hermoso cabello, por lo que Loki contrató los servicios de los duendes artesanos pero, días más tarde irrumpió en su taller para engañarles con varias mentiras y así demorar la confección de la corona de cabellos durante más de un mes.

Sin embargo los duendes conocían muy bien la astucia de Loki y sabían que ellos deberían terminar la corona puesto que estaban al tanto de que la misma era nada más y nada menos que para la diosa Sif, esposa del dios Thor a quienes ellos admiraban, respetaban y, por sobre todas las cosas, temían pues conocían el poder de su ira y no querían enfurecer más al dios de lo que éste estaba con Loki.

Luego de aquellos acontecimientos fue el mismo Thor quien protegió a los duendes para que pudieran terminar la corona para su bella esposa.

Al cabo de unos pocos días más, la misma estaba finamente terminada. Fue así como Thor envió a buscar la corona de cabellos y la colocó dulcemente sobre la cabeza de su esposa, devolviéndole la bella cabellera que Loki le había robado.

Fin: Los cabellos robados

 

© 2017 Los cabellos robados. Leyendas para leer

Título de caja
Leyendas infantiles para leer en clase o en casa

Leyyendas para niños

 




Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies