Fábula de la liebre y el elefante

La fábula de la liebre y el elefante

La fábula de la liebre y el elefante es una divertida fábula corta que tiene una moraleja, que nos recuerda la importancia de utilizar la inteligencia y la astucia para salir de los problemas.

La fábula de la liebre y el elefante es una narración infantil mexicana muy popular y conocida que gusta a todos los niños.

A continuación, te invitamos a leer esta fábula para niños y puedas entender sus reflexiones y el mensaje que transmite.


Fábula de la liebre y el elefante sobre el ingenio

Hace mucho tiempo atrás, una liebre muy inteligente y astuta vivía cerca de un gran lago de aguas cristalinas.

Al igual que el resto de los animales, la liebre también se acercaba a la orilla del lago a beber su dulce y fresca agua.

Pero llegó un día en que los hombres de una aldea cercana, cortaron un gran árbol que estaba junto al lago y de su tronco surgió una buena cantidad de resina que se depositaba en su orilla.

Una mañana la liebre se sentó en el tronco para desde allí observar al resto de los animales, pero la liebre se descuidó y tuvo la mala suerte de quedar pegada al tronco por culpa de la pegajosa resina.

La liebre confundida y temerosa por lo que le estaba ocurriendo intentó despegarse de la resina por todos los medios que tuvo, pero no fue capaz de hacerlo, porque era un animal pequeño con poca fuerza.

Pasado un rato, vio que se acercaba un gran elefante y le preguntó:

– ¿Dónde vas, elefante?

El elefante se veía algo molesto y le respondió:

– A beber porque estoy realmente sediento y deseo llegar rápido a la orilla del lago.

La astuta liebre le contestó:

– Si yo fuera tú no lo haría amigo mío, el dueño del lago me dejó aquí para que les advirtiera a todos los animales, que hay un gran peligro al beber de allí.

El elefante se sorprendió y pregunto con voz profunda: –  ¿Sí?, ¿Por qué?

– El agua está en mal estado y si la bebes, sin remedio morirás. – contestó la liebre.

El elefante no le hizo caso y siguió su camino hacia el lago, porque en verdad tenía mucha sed.

¿Cómo salió la liebre del apuro en esta fábula infantil?

La liebre al ver que el elefante no le había hecho caso, pensó rápidamente y le gritó:

– ¡Elefante! ¿No me oíste? Escucha bien, si bebes agua del lago te arrancaré la cabeza.

El elefante volteo sonreído y dijo: – No digas tonterías liebre.

Pero la liebre no se quedó con eso y le replicó:

– Si no te detienes, también te arrancaré la trompa de una patada…

El elefante se enfadaba con las amenazas de la liebre y se preguntaba ¿Cómo se atrevía a desafiarlo siendo tan pequeña?

La intriga hizo que el elefante se regresara, llego hasta donde estaba la liebre y la agarró con la trompa. En ese momento, zas…la despegó del tronco donde estaba atrapada.

El elefante muy disgustado le dijo: – ¡Ahora veras quién arranca la cabeza a quién!

¡Y la amenazó con lanzarla contra el suelo y pisotearla contra la tierra!

La liebre rápidamente y de una forma muy astuta le dijo al elefante: – ¡Espera! Si me lanzas contra el suelo y me pisas, me aplastarás y el veneno de mis huesos te matará.

– ¿Acaso no sabe del poder que tenemos las liebres?

–  Las liebres somos muy pequeñas pero para poder defendernos de nuestros enemigos más poderosos, por dentro llevamos un veneno muy letal.

– Si me pisas el veneno entrará por tus patas y morirás. Si lo que quieres es matarme, llévame a un lugar que tenga juncos y maleza y déjame allí.

El elefante creyó lo que la liebre le dijo y buscó un lugar como el que le dijo la liebre.

El elefante la dejó allí pensando que se saldría con la suya y en ese momento, la astuta liebre salió corriendo, librándose de su problema gracias a su astucia.

Esta fábula para niños deja una valiosa moraleja y es que, la mejor forma que tienes para salir de un problema, es usando toda tu astucia.


Valores que se pueden trabajar con la fábula de la liebre y el elefante

Podemos utilizar esta divertida fábula de la liebre y el elefante, para hablar con los niños de los siguientes temas:

  • La cooperación.
  • La resolución de problemas.
  • El triunfo de la inteligencia sobre la fuerza.

Reflexiones para niños sobre la fábula corta de la liebre y el elefante

Por medio de esta fábula corta de la liebre y el elefante, podemos orientar a los niños a que reflexionen que con astucia podemos conseguir lo que no se logra con la fuerza.

Podemos hacerles notar que con inteligencia se puede salir de un problema, ya que en esta fábula se narra que por más que la liebre intentaba librarse del tronco mediante la fuerza, no lo conseguía y necesitó la fuerza del elefante para poder escapar de su problema.

Gracias a la gran astucia de la liebre, el elefante sin quererlo terminó cooperando con la liebre y la ayudó a escapar del tronco.

La fábula de la liebre y el elefante nos recuerda la importancia de utilizar la inteligencia y la astucia para salir de los problemas. #fabulas #cuentos #leyendas Clic para tuitear
© 2022 ▷ Educapeques ➡➤ [ La fábula de la liebre y el elefante ]  Fábulas para niños  Ángel Sánchez Fuentes @educapeques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.