El coyote y el conejo. Fábula para niños con valores

el coyote y el conejo

El coyote y el conejo es una fábula para niños de primaria, que pretende enseñarnos que podemos salir de los problemas usando la inteligencia en lugar de la fuerza.

La fábula popular mexicana del coyote y el conejo es muy conocida y cuando la leas, vas a tener argumentos para hablar de cómo resolver problemas manteniendo la calma en momentos de tensión.

A continuación, te contamos nuestra versión de la fábula del coyote y el conejo para niños:


Fábula del coyote y el conejo para inculcar valores en los niños

Un día paseando por un bosque, el coyote que era un animal carnívoro se encontró a un pequeño conejo e inmediatamente pensó:

  • ¡Uff… qué conejito tan lindo, parece que estará muy sabroso si me lo como para el almuerzo!

El conejo se dio cuenta de las culinarias y macabras intenciones que tenía el lobo con él y aunque tenía mucho miedo, le dijo:

  • Hola coyote, me he dado cuenta que te parecí muy apetecible, pero te quiero pedir que no me comas y a cambio, te voy a dar unos zapotes muy maduros y definitivamente deliciosos.

Todos dicen que los zapotes son mejores que los conejos.

El coyote dudo por un momento, pero viendo la aparente inocencia del pequeño conejo se dejó convencer y cuando comenzó a comerse los zapotes, el conejito se fue corriendo más rápido que el viento dando grandes saltos.

El coyote se dio cuenta que el conejo salió huyendo y como era un magnifico cazador, siguió sus huellas.

Entonces, el coyote siendo tan astuto logro alcanzarlo cerca de un carrizal y al tenerlo nuevamente acorralado, le dijo:

  • Conejito escurridizo y tramposo, esta vez no te me escaparás y te comeré.

Ante tal afirmación, el conejito se armó nuevamente de valor y le contestó:

  • Por favor no me comas coyote, que me invitaron a una boda y la fiesta será a lo grande con música y mucha comida, además te prometo que serás mi invitado.

Así que tú y yo vamos a tocar la guitarra para amenizar la fiesta.

Pero en otro ligero descuido del coyote, el hábil conejito le prendió lumbre al carrizal y le dijo al coyote:

  • Cuando oigas que están tronando los cohetes, le das con más ganas a la guitarra.

¡Vamos a divertirnos un rato!

Comenzaron a tronar los carrizos y el coyote muy emocionado tocaba la guitarra sin cesar, creyendo que eran los cohetes los que tronaban; pero en realidad el carrizal se estaba quemando.

Cuando el fuego ya se estaba acercando a la cola del coyote, el conejito de un solo brinco emprendió nuevamente su veloz huida.

El coyote que al parecer tenía mucha suerte, se salvó que el fuego consumiera su cola y aún más enfadado que antes, siguió las pistas del conejo.

A lo lejos vio un peñasco muy grande, que estaba sobre un lago y la luna estaba tan llena y brillante, que se reflejaba en el agua del lago redondita como un queso.

Entonces, el coyote encontró otra vez al conejo y le dijo muy disgustado:

  • ¡Conejo loco y malvado me engañaste otra vez y me querías quemar, pero vas a ver, ahora sí es verdad que te voy a comer!

Pero el conejo insistió en su treta y le replicó al coyote:

—  No me comas coyote, por favor perdóname no fue mi intención y para que veas que te aprecio, te invito a comernos un queso que tengo guardado.

  • Ve a traerlo, dijo el coyote.
  • Mejor míralo tú mismo, dijo el conejo.

El coyote se paró en la cima del peñasco, se asomó y ya vio el reflejo grande, redondo, blanco, brillante y con los agujeros que parecían una bola deliciosa de queso.

Entonces el coyote se aventó de cabeza a la fosa y no volvió a salir.

El astuto conejito pudo marcharse muy tranquilo, dándole el final a esta fábula corta del coyote y el conejo.

-FIN-


¿De dónde proviene la fábula del coyote y el conejo?

La fábula del coyote y el conejo proviene de una antigua historia retomada de la tradición oral zapoteca, en la que se narra por qué los coyotes siempre le aúllan a la Luna.

Existen otras fábulas sobre el conejo y el coyote como el que escribió Natalia Toledo, que dice que un día el osado conejo roba algunos chiles en una huerta y el campesino al darse cuenta, le tiende una trampa para cazarlo.

Cuando el conejo estaba a punto de ser cocinado, engaño al coyote y logró cambiar de lugar con él.

De esta manera, comienza otra historia llena de aventuras en donde el sagaz conejo burla una y otra vez al coyote.


Moraleja de la fábula del coyote y el conejo

La lección o moraleja de la fábula del coyote y el conejo, es que la mejor forma de resolver un problema es con la astucia y el ingenio, en vez de usar la fuerza.

Esta es una fábula popular muy conocida en México, que puedes usar para hablar de cómo resolver problemas manteniendo la calma en momentos de tensión.

El coyote y el conejo. Fábula para niños con valores #fabulas #cuentos #leyendas Clic para tuitear
© 2022 ▷ Educapeques ➡➤ [ El coyote y el conejo. Fábula para niños con valores ]  Leyendas para niños  @educapeques

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.