El cocodrilo mentiroso: Fábulas de animales



El cocodrilo mentiroso: Fábulas de animales
2.5 (50%) 2 votos

La fábula de El cocodrilo mentiroso cuenta la historia de un cocodrilo malo que se aprovechaba de los inocentes.

El cocodrilo mentiroso


A las orillas de un río, en algún lugar del mundo había un cocodrilo llorando desconsolado. Pasaba todo el día ahí, inmóvil, sólo llorando. Lloraba y lloraba todo el día, esperando que alguien se acercara para aliviar su pesar. Que alguien se acerca a preguntar qué es lo que pasa. Que alguien se acercara para ayudarlo en lo que él necesitara. Pero nadie se acercaba, todos en la selva sabían lo poderoso que era el cocodrilo, sabían bien que el cocodrilo se los podría comer de un bocado, era mejor evitarlo.

Un día, iban unos patitos  con su madre y vieron al cocodrilo llorando. Cuando uno de los patitos quiso acercarse al cocodrilo, la madre lo regañó y le dijo que no, que no podía confiar en extraños, pues podían hacerle daño. Unos pajaritos que veían todo desde una rama comentaban sobre el cocodrilo.

-Menos mal que estaba la mamá ahí-dijo uno-. ¿Te imaginas si esos patitos se acercaran a ese animal?

-No, qué horror-respondió el otro pajarito-. Y ese cocodrilo que cree que alguien se le va a acercar. Ni de chiste sería capaz de pararme a veinte pasos de distancia. Ni de chiste.

-Tienes toda la razón, amigo mío. Toda la razón.

Pasaban los días y el cocodrilo seguía llorando. Los patitos volvieron a pasar, esta vez sin su madre.

-Chicos, deberíamos ayudarlo-dijo uno de los patitos señalando al cocodrilo-.

-Pero mamá dijo que es peligroso-respondió otro de ellos-.

-Sí, pero ¿qué pasa si de verdad tiene un problema?-añadió el primero-.

Los patitos accedieron a seguir a su hermano en esa peligrosa aventura mientras los pajaritos comentaban desde las ramas del árbol.

-¡No puede ser posible!-exclamó uno-.

-Ahí van esos pobres patitos-dijo el otro pájaro-. Y no hay nada que podamos hacer. Qué dolor. Qué pena.

-Pobres patitos-dijo el primer pájaro-.

Cuando los patitos llegaron a preguntarle al cocodrilo qué le ocurría, este sonrió mostrando sus afilados dientes y comiéndose a cada uno de los patitos. Uno, dos, tres, y seguí el malévolo cocodrilo. Uno de los patitos se escondió y tomó un palo. Cuando el cocodrilo intentó comérselo, el patito puso el palo haciendo que el cocodrilo no pudiera cerrar su boca y así cada uno de los patitos logró salir desde el interior del feroz animal. Mientras que ambos pájaros desde las ramas del árbol aplaudían y silbaban de felicidad.

-¡Por fin alguien le dio su merecido a ese cocodrilo!

Fin

cocodrilo mentiroso

Moralejas cortas: el Cocodrilo mentiroso

No podemos confiar en los extraños, no importa qué tan buenos parezcan o qué tan inofensivos, pueden engañarnos y hacernos daño.

Un dato curioso.

Como en la fábula del cocodrilo mentiroso, los cocodrilos de verdad lloran. Pero no lloran de tristeza, lloran para sacar el agua de sus ojos después de que salen de los ríos. Por eso es posible verlos cuando caen sus lágrimas aunque siguen viéndose feroces y peligrosos. No podemos confiar en las lágrimas de un cocodrilo.

© 2018 Educapeques ▷ El cocodrilo mentiroso.fabulas cortas de animales

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “El cocodrilo mentiroso: Fábulas de animales

  • el 7 noviembre, 2018 a las 12:57
    Permalink

    A mi hija le encantan y le fascina que le lea cuentos. El mundo del libro en general es maravilloso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies