Cuento para enseñar a los niños el valor del respeto



Cuento para enseñar a los niños el valor del respeto


Anita, la ratita que critica

Anita era una ratita muy pero muy presumida y orgullosa que le encantaba burlarse de otros ratoncitos.

Un buen día, su abuela se sentó junto a ella y observó cómo hablaba mal de toda persona que se acercara a ella… Todo comentario que de ella surgiera, era en relación hacia una crítica a otras personas. No obstante, Anita quería mucho y respetaba a su abuelita.

Al ver que esta situación se repetía una y otra vez, su abuelita (una ratita muy apreciada por todos por su cordialidad y amabilidad siempre) decidió proponerle un juego a Anita.

 

  • ¿Te gustaría jugar a un juego conmigo?
  • ¡Si! Desde luego – respondió Anita sonriendo
  • ¡Bien! Jugaremos a “¿qué tiene de bueno…?”. El juego consiste en elegir diferentes personas al azar (que tú ya conozcas) y anotarlas en un cuaderno. A continuación debemos responder 5 cosas que esa persona tenga de bueno o positivo.

 

La ratita Anita se quedó mirando a su abuelita sin responder pues ella siempre criticaba a todo el mundo y era descortés con todas las personas, excepto con su abuelita y con sus padres.

 

  • Nunca he jugado a este juego y creo que no podré hacerlo – respondió Anita un tanto decepcionada porque no sabía cómo jugar. Bajó su cabeza pero su abuela percibió esa desilusión, entonces le respondió:
  • ¡Ven! Juguemos juntas. Yo te mostraré cómo se hace. Mira: lo primero que tenemos que hacer es escoger a una persona que conozcas. Luego anotarla en un cuaderno y a continuación debes anotar 5 cosas maravillosas y únicas que hace esa persona.

 

Anita seguía pensando que no podría hacer ese juego así que pidió a su abuela que la ayudara un poco más…

 

  • Veamos… mmmh, ¿Qué te parece pensar en tu maestra, la maestra hipopótamo?

 

Anita pensaba que su maestra era buena pero era tan grande que solo podía criticar su tamaño….

 

  • ¡Vamos! ¡Inténtalo! ¿Qué puedes decir de tu maestra?
  • Mmmh… pues… bueno – Anita se esforzaba mucho para no criticarla por su tamaño – supongo que con su voz gruesa, puede decir lo que desee y que todos podremos oírla a pesar de estar sentados lejos de ella ¿eso es algo positivo abuelita?
  • ¡Si, si lo es Anita! Estoy muy feliz por lo que has logrado… Veamos si puedes pensar en otras cuatro cualidades de ella que sean positivas y únicas.

 

Anita pensó y pensó un buen rato hasta que finalmente pudo completar el juego.

 

Al terminar de jugar se sintió mucho mejor pero tuvo una pregunta:

  • Abuelita, ¿de qué me sirve pensar cosas positivas de otras personas y anotarlas en un cuaderno?
  • Te sirve para empezar a pensar que esa persona es importante y que debes dirigirte a ella con respeto y amor, siempre resaltando lo positivo que esa persona tiene y no sólo viendo los aspectos negativos.

 

Anita pensó en todo el tiempo que había criticado y sido irrespetuosa con otras personas y quiso remediarlo, así que tomó su cuaderno y comenzó a escribir algo bueno de todas las personas que conocía. Después, Anita pensó que sería lindo si esa persona sabía qué pensaba ella de cada uno, entonces comenzó a destacar las virtudes de las demás personas.

 

Un día, se acercó su maestra y le dijo:

  • Me he enterado lo que has hecho con tu abuelita y quiero felicitarte. Nadie ama más a su abuela que tú a la tuya

 

Luego se alejó mientras Anita pensaba contenta:

  • Eso es lo que yo tengo como positivo y único: ¡Nadie ama más a su abuelita como yo a la mía!

FÍN


Moraleja: siempre es mejor resaltar los aspectos positivos de otras personas pues esto es señal de respeto y amor por los demás. Cuento para enseñar el valor del respeto a los niños

Anita, la ratita que critica: Cuento para enseñar el valor del respeto a los niños Clic para tuitear

Te puede interesar leer:

© 2019 ▷ Educapeques ➡➤ [ Anita, la ratita que critica: Cuento para enseñar el valor del respeto a los niños ] Cuentos infantiles @educapeques

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *