Cuento infantil: El principe destronado

Cuento infantil: El principe destronado

 

Erase una vez un príncipe que de su reino fue destronado,

ya que por su fama era por todos envidiado.

Tan rápido ocurrió todo que sin apenas darse cuenta

encerrado se encontró en lo alto de una almena.

Solo y apesadumbrado,  el pobre no entendía

el por qué de tanta envidia.

Nunca fue altanero, orgulloso, ni egoísta,

Y ayudaba a todo aquel quien, por favor, se lo pedía.

Mientras tanto, en el castillo, la lucha se desataba

por el poder que el trono a sus hombres les aportaba.

A la vez que el rey, por la libertad de su hijo luchaba,

su madre a gritos pedía ayuda a quien por allí pasaba.

-¡Ayudad a mi pobre hijo amado,

y en lo alto de la almena encerrado!

Que por maldad y avaricia,

De nuestro reino le han destronado.

A los gritos de la madre desesperada

Acudió una joven algo desgreñada,

-Acepte mi ayuda, mi dulce reina

Y yo liberaré al príncipe de aquella almena.

La reina aceptó su ayuda, temerosa y angustiada

Por la  joven desconocida, tan valiente como menuda.

Que sin dudarlo al príncipe destronado rescató

Y su corazón para siempre conquistó.

Ahora que el príncipe el trono ha recuperado

a los malvados de sus tierras ha desterrado

devolviendo a sus vidas paz,  tranquilidad

y un largo, largo periodo de felicidad.

cuento infantil

 

Cuento infantil por Rosi Requena

Mas artículos que te pueden interesar:

Un comentario de “Cuento infantil: El principe destronado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *