Hazañas de la humanidad: Las pirámides de Egipto

Las colosales tumbas de los faraones.

Las pirámides de Egipto están consideradas grandes maravillas de la Antigüedad por su espectacularidad y compleja construcción. ¡Ten en cuenta que se levantaron hace más de cuatro mil años, durante la época conocida como Imperio Antiguo!. Cualquiera que visita Egipto se queda fascinado contemplándolas y se pregunta cómo han podido resistir el paso del tiempo.

Pero… ¿sabes para qué se utilizaban las pirámides y cómo se construyeron?

Los egipcios creían que tras la muerte, el espíritu de los difuntos seguía viviendo eternamente y que para ello era necesario que el cuerpo se mantuviera intacto. Por esta razón, se momificaban los cadáveres con productos naturales como aceites, resinas y sales, y luego se envolvían en vendas de lino. Además, se pensaba que en la vida de ultratumba, el espíritu del muerto seguiría necesitando sus objetos personales y alimentos, así que le enterraban rodeado de todas sus pertenencias.

Las pirámides son grandes tumbas que los faraones mandaron construir para disfrutar de la vida eterna tras su muerte. Por una parte, servían para resguardar la cámara funeraria, decorada con jeroglíficos, de la intemperie y del paso de los años. Por otra, como te puedes imaginar, los tesoros con que enterraban al faraón tenían un valor incalculable, así que las pirámides protegían los numerosos objetos de valor de los saqueadores de tumbas.

Se diseñaron de manera que fuera muy difícil penetrar en ellas y en su interior se construían pasadizos secretos y puertas falsas, con el fin de despistar a posibles ladrones. Además, una vez enterrado el faraón, todas las entradas quedaban tapiadas. A pesar de todo ello, durante siglos muchos consiguieron burlar estas medidas de seguridad y hacerse ricos de la noche a la mañana.

La pirámides más importantes se encuentran en Giza, en el valle de Nilo. La más grande es la de Keops, de 146 metros de altura y que se sitúa junto a otras dos, las de Kefrén y Micerinos, de menor tamaño. Para su construcción se necesitaron muchos años y miles de personas que trabajaron sin descanso. Los obreros trasladaban por el río los grandes bloques de piedra extraídos de las canteras y al llegar a la orilla, usaban trineos y cuerdas para llevarlos hasta la zona donde se construía la pirámide. El peso de las piedras era enorme, así que para elevarlas y poder colocar unas sobre otras, idearon un sistema de rampas de subida y de bajada.

Estas construcciones colosales demuestran que los antiguos egipcios tenían grandes conocimientos de geometría y de matemáticas, por la precisión y simetría con que fueron diseñadas.

Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Tumblr
 

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR