Grandes personajes: Albert Einstein



El gran genio de la ciencia

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de Albert Einstein?… Seguro que si ves una foto de él le reconoces al momento, porque su cara es un auténtico icono de nuestro tiempo.

Tuvo una gran fama en vida, y tras su muerte, fue reconocido en todo el mundo como uno de los grandes genios de la ciencia de todos los tiempos.

Einstein nació en Alemania en 1879, en el seno de una familia judía. Se dice que fue un niño tímido y solitario al que le costaba estudiar.

Uno de sus tíos empezó a regalarle libros de ciencia y esto contribuyó a aumentar su interés por todo lo relacionado con la física y las matemáticas. De hecho, realizó la carrera de Física que terminó a los 21 años. Se casó, tuvo dos hijos, y consiguió diversos trabajos, pero nada hacía pensar que iba a cambiar para siempre el mundo de la ciencia en los años sucesivos.

En 1905 publicó varios artículos. Por el primero le concedieron el grado de Doctor por la Universidad de Zurich, donde vivía en ese momento, y los otros cuatro revolucionaron los conocimientos que había hasta entonces sobre el universo. En ellos desarrollaba varias teorías, entre ellas la más famosa, la Teoría de la Relatividad, sobre la cual siguió investigando durante años. Se basaba en estudios muy complejos sobre varios fenómenos físicos como la velocidad de la luz, la energía y la relación entre el espacio y el tiempo. En 1921 le fue concedido el Premio Nóbel y se convirtió en un famoso personaje a nivel mundial.

Divorciado de su primera mujer se volvió a casar, y con la llegada de Hitler al poder en Alemania en 1933, Einstein se marchó a vivir a Estados Unidos y se nacionalizó americano. Sus teorías le permitieron diseñar la bomba atómica, aunque él era un pacifista convencido y le pidió al presidente de los Estados Unidos que no la lanzara sobre Japón. Desgraciadamente sus ruegos no fueron escuchados y no pudo impedir que se explosionara sobre Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, causando miles de muertos por su enorme capacidad destructiva

Su labor científica continuó hasta su muerte, en abril de 1955, cuando tenía 76 años. Su leyenda como el gran padre de la física moderna no hacía más que empezar.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest7Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0
Votos:

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies