Síndrome del nido vacío. Cómo superar el síndrome del nido vacio



Se conoce al síndrome del nido vacío a la situación donde los hijos se marchan del hogar paterno/materno para formar sus propios hogares ya sea solos o en compañía de alguna pareja.
El síndrome se caracteriza por los sentimientos de tristeza, angustia, abandono, dolor y soledad que frecuentemente sienten los padres en estos casos.
Mayormente dicho síndrome se presenta en las mujeres, no obstante los hombres también pueden sentir el síndrome del nido vacío.

Síndrome del nido vacío

¿Cómo reconocer el Síndrome del nido vacío?

  • Mayormente los padres se encuentran en los hogares solos y con mayor tiempo que antes. Ya no tienen que pensar en la preparación de la comida de los hijos, ni en que lleguen a determinada hora. Esto, sumado a los años propios de las personas, deja en evidencia el propio proceso del ciclo de la vida y su evolución, haciendo que la persona que atraviesa por el síndrome del nido vacío se pueda sentir desvalorizada, perdida e ingresando en la vejez.

 

  • Pueden sentirse desanimados y sin ganas de salir a realizar actividades en compañía de otras personas. Paulatinamente se pueden ir encerrando hasta que, pasan días enteros sin salir de sus hogares.

 

  • El aburrimiento se hace frecuente y los padres que pasan por este síndrome deben reconsiderar su día y comenzar a realizar otras actividades para llenar los momentos de vacío que la partida de los hijos han dejado en ellos.

 

  • Pérdida de sentido de la propia vida. Como consecuencia de dicha situación, los padres pueden experimentar la sensación de la propia pérdida del sentido de la vida. En otras palabras ellos ya no se sienten útiles como antes. Esto puede desembocar en una depresión.

 

  • Aunque la partida de los hijos es algo con lo que los padres viven y saben que en algún momento acontecerá dicha partida, el momento y el dolor que se experimenta puede arrastrar etapas de llanto, encierro y tristeza.

 

¿Cómo superar el síndrome del nido vacío?

El primer lugar es importante decir que el síndrome del nido vacío es un proceso de duelo que debemos atravesar todos los padres en algún momento. Tomar este punto como algo normal e intentar sobrellevar el momento de la mejor manera es lo que se sugiere.

 

  • La importancia del cónyuge

En este punto es importante decir que dicho síndrome se puede apaciguar con la compañía del cónyuge que sirve de sostén y de comunicación diaria. En casos donde el padre o madre han quedado solos tras la partida de los hijos es importante realizar actividades externas al hogar: es decir reinventar su propio día a día.

Deberemos aclarar que para muchos padres la vida se termina cuando los hijos parten del lecho materno. Esto se encuentra lejos de ser real pero trae irremediablemente una serie de cambios en el día a día del padre o madre.

 

  • Ver el lado positivo de la situación

Aunque al principio parezca que el mundo se derrumba, lo cierto es que generalmente los padres pasan esta etapa y, lentamente, comienzan a ver el lado positivo:

  • ya no se encuentran atados a los horarios de sus hijos
  • pueden realizar actividades recreativas que antes no podían por falta de tiempo
  • comienzan a estudiar una carrera terciaria también por disposición de tiempo que antes no tenían.

 

  • Entender que es un cambio en la vida pero no “el fin de la vida”

Es importante comprender que el síndrome del nido vacío es solo una etapa que habrá que pasar y tomarla como una oportunidad de cambio para empezar a enfocarse en aquellas cosas que hasta ese momento los padres no han podido hacer.

 

© 2017 Cómo superar el síndrome del nido vacío María Eugenia Daney. Escuela de padres. Educapeques

 

 

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest1Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies