Ese niño invisible, ignorado



Ese niño invisible, aquel que odia llamar la atención en clase

Ese niño/a que a los profesores y a sus propios compañeros les cuesta recordar su nombre

Aquel que nadie recuerda si estuvo en clase o faltó, quizás una semana entera

Ese niño/a que nadie escoge en los equipos de trabajo o de deporte

Ese niño/a que le gustaría tener una pintura para hacerse “invisible” y así evitar situaciones incómodas

Ese que, por no causar problemas se limita a seguir lo que hacen los demás

Ese niño/a que no podríamos dar una opinión de el/ella ¿Quién? Mmm……

Ese, que a nadie le cae mal, que no tiene problemas con nadie, ni siquiera le molestan, porque es como si nadie le viera.

Ese niño/niña que parece ser sólo espectador y nunca protagonista de su propia vida

Ese niño que prefiere inventarse una vida en su mente, antes que enfrentarse a la suya propia

Ese niño/a que pasado el tiempo no recordaremos su cara, ni le saludaremos en la calle, porque apenas y tendremos un recuerdo lejano de quien es.

Ese niño, esa niña…

  • SI tiene cara y nombre
  • SI tiene su propia opinión acerca de los demás, de sí mismo, de la vida..
  • SI tiene sueños, ilusiones, fantasías
  • SI tiene talentos escondidos, habilidades y virtudes
  • SI desea relacionarse con los demás y tener amigos

 

Pero ese niño/niña permanece en la fría cueva de la indiferencia porque tiene MIEDO

  • Miedo de mostrarse al mundo tal y como es
  • Miedo a no gustar y ser rechazado, así que, mejor se aisla “voluntariamente”
  • Miedo de sentirse vulnerable y frágil
  • Miedo a equivocarse
  • Miedo a decepcionar a otros
  • Miedo a conocerse a sí mismo y ver que puede ser genuino.

 

Ese niño invisible va por la vida como un camaleón, mimetizándose con el medio, cambiando, para no ser “descubierto” y no llamar la atención.

Los adultos, profesores y padres, nos volvemos en cierta forma “cómplices” de la invisibilidad de estos niños/as, por nuestra propia ceguera o incluso por egoísmo:

  • No causan problemas
  • No presentan ninguna objeción a nuestras propuestas
  • Apenas hacen ruido
  • No nos llevan la contraria
  • No se quejan por nada
  • Son obedientes

niños invisibles

Y este niño invisible ¿Cómo es tratado en su propia casa?

  • Quizás también con indiferencia
  • Quizás sus padres estén ocupados con otros hermanos ó con otros problemas “mas importantes”
  • Quizás piensen que es sólo timidez
  • Que es algo de la edad
  • Quizás consideren que no dar problemas es sinónimo de estar bien.

Pero es muy probable que este niño en su interior esté sufriendo o peor aún, ya se ha inmunizado del dolor y ya ni siquiera le interesa descubrir quién es y que quiere, ya ha dejado de luchar.

Detectar un niño invisible/ignorado, puede ser difícil para los padres puesto que el niño no lo va a manifestar y no se va a quejar abiertamente de ello, pero podría tener algunas conductas que no deberíamos pasar por alto como:

  • Evade cualquier conversación acerca de la escuela y de su relación con los compañeros
  • Se recluye en su habitación
  • No le gusta ir al colegio/instituto, aunque va
  • No lo invitan a los cumpleaños
  • Evita ir a centros concurridos, donde pueda encontrarse con compañeros
  • No le gusta dar su opinión
  • Le cuesta tomar decisiones

 

Esa niña, ese niño invisible……

  • Merece nuestra atención, aunque no la pida
  • Desea que alguien le diga algo agradable, mejor en privado
  • Necesita ayuda para saber aceptarse y quererse a sí mismo/a aunque no lo reconozca
  • Requiere aprender habilidades sociales para poder adaptarse
  • Guarda una herida, la de la indiferencia, que puede ser más grande que incluso si le acosaran.
  • Tiene tanto o más que aportar que los demás niños, pero tiene mucho miedo de sacarlo a la luz.

 

¿Tú, profesor/padre/madre/compañero sabes cuál es ese niño? ¿A qué esperas para actuar?

Una reacción negativa es mejor que ninguna reacción. Preferiría que alguien me odiase a que no me viera. Al menos si me odia, no le soy indiferente.

Hugh Prather

 

Katy Gutiérrez Herrera

Madre, psicóloga y monitora de tiempo libre

www.deorugasymariposas.com

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest6Share on LinkedIn1Email this to someoneShare on Tumblr1

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Un comentario sobre “Ese niño invisible, ignorado

  • el 11 Mayo, 2017 a las 14:18
    Permalink

    Hola me gusto su artículo, quería pedir un consejo, nosotros hacemos educacion en casa y tengo 2 hijas de 7 años y 4 años, la mayor va a clases de flamenco y desde mitad del año pasado ella a sido ignorada por algunas de sus compañeras pero mi hija a sido siempre de cariñosa, alegre y ser cariñosa donde la profesora la eligió para ser ella la que estuviera en el inicio de la gala del teatro desde ese momento me dice que empezaron a ser asi con ella, y este año que volvió a sus clases esta peor la situación ahora la ignoran todas y hace poco ella lloro mucho me dijo que fue fuerte pero qur se siente invisible que el mundo es raro y la verdad siempre se le ha conversado de lo bueno y malo, y en este momento quisiera que me pudiera orientar. Gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies