Consejos para ayudar a los niños con miedo a la oscuridad



El miedo a la oscuridad está considerado como un temor evolutivo que forma parte del desarrollo normal de todos los niños, de hecho cerca del 70% de los niños entre los tres y los cinco años, temen quedarse a oscuras.

Aunque este sea un miedo completamente normal, deben tomarse cartas en el asunto, pues si el niño no supera el miedo a la oscuridad, esto puede convertirse en una fobia, además es necesario para que pueda descansar tranquilamente.

La importancia de las rutinas para vencer el miedo a la oscuridad

Establecer rutinas es importante durante todas las etapas de la vida, y además pueden resultar muy beneficiosas a la hora de ayudarle a un niño a superar su miedo de estar en la oscuridad.

Las rutinas contribuyen de buena manera al descanso de los niños y sin lugar a dudas ayudan a que los temores nocturnos se reduzcan.

Una buena rutina puede comenzar con una baño relajante, luego puede tomar el biberón o darle un vaso con leche, luego leer un cuento o cantar una canción y finalmente apagar la luz para dormir; si esta se convierte en una rutina diaria el niño fácilmente entenderá que apagar la luz forma parte de las acciones en cadena y de esa forma podrá evitarse que el niño se sienta asustado y  de esta forma consiga descansar de forma adecuada.

miedo a la oscuridad

Consejos para ayudar a un niño a dejar de lado miedo a la oscuridad

  1. El miedo a la oscuridad puede superarse por medio de los juego, pues estos les ayudan a entender que no hay nada malo – y que incluso puede ser divertido- el estar en la oscuridad Por ejemplo durante el día pueden llevar a cabo juegos que requieran de vendarse los ojos, como por ejemplo ponerle la cola al burro.

    También pueden realizarse juegos en la tenuidad, como jugar a hacer figuras con las sombras de las manos o reconocer objetos por medio del tacto.

  1. Dejar encendida una luz muy tenue puede ser una buena forma de ayudarles a superar el miedo a la oscuridad, eso sí, debe ser una luz muy tenue, que apenas de un poco de claridad en la habitación.

  1. Si el niño se asusta a la mitad de la noche y llama a los padres, cuando lleguen a la habitación no den encender la luz, debéis ayudarlo a tranquilizarse con la luz tenue o incluso en la oscuridad, pues una luz encendida hará que entiendan que la luz quita el miedo.

  1. Se deben evitar todas las cosas que puedan acrecentar su miedo, por ejemplo películas o historias que puedan llegar a ser tenebrosas.

  1. Nunca se deben burlar de su temor, debéis contarle si alguna vez también sentisteis miedo a la oscuridad y también es bueno que le preguntéis a que le teme; por ejemplo suelen temer quedarse a oscuras porque sienten que algo saldrá por debajo de su cama, y si ese fuese el caso debéis animadlo a que se asome debajo de la cama y vea que ahí no hay nada que pueda asustarlo.
Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest19Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1
Votos:

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies