Escuela de padres: La educación infantil no siempre valorada



Lo leí el otro día en un foro: “la educación Infantil no está suficientemente valorada en los colegios”. Aunque generalizar es muy peligroso, lo cierto es que la etapa de Educación Infantil en la práctica, es poco valorada, al menos desde mi experiencia como orientador desde hace unos años. 

shutterstock_37679008

Sobre esta etapa quería realizar algunos comentarios:

1.- El trabajo que realizan las maestras (porque las mayoría son mujeres) es bastante duro desde el punto de vista físico comparado con el que se realiza en otras etapas: agacharse, abrochar botones, coger en brazos… Deben manejar a grupos numerosos de niños (en muchos casos más de 25) de tres, cuatro o cinco años, con poca autonomía. Hay maestras que no se pueden sentar en toda la mañana y en muchos casos, ni siquiera pueden ir al baño.

2.- La dedicación horaria de estas maestras es abrumadoramente superior al del resto de profesores. Las maestras de Infantil no suelen tener “horas libres”. Un dato más: lo habitual que es pasados unos años los maestros y maestras de esta etapa intenten pasar a educación Primaria. Todavía no he visto ningún caso al contrario.

3.- Desde el punto de vista pedagógico, realizan un trabajo excepcional: supervisan continuamente el trabajo de los niños por las mesas, ayudan uno a uno a realizarlo, enseñan partiendo de la observación y la propia experiencia…

4.- En muchos centros hay una “política” muy peculiar según la cual la Educación Infantil no se beneficia de los apoyos especializados existentes cuando hay niños que presentan dificultades. Los argumentos que los directivos suelen tienen tan poco peso como los siguientes: “la educación Infantil no es obligatoria; son muy pequeños, ya mejorarán, ya habrá tiempo para atenderlos…”

5.- Los orientadores y otros profesionales de la psicopedagogía también mantenemos en muchos casos actitudes parecidas. También existe una actitud renuente a diagnosticar o evaluar a niños de Educación Infantil, por los mismos motivos anteriores.

En el fondo todavía no nos creemos en educación aquello de lo que hablaba la semana pasada: la importancia crucial de la detección precoz de las dificultades y del tratamiento temprano.

Todos los que estamos implicados en la educación escolar, directivos, maestros, orientadores y las familias, debemos hacer un esfuerzo por cuidar y mimar preferentemente la Etapa de la Educación Infantil, no en los documentos fríos que duermen en los cajones, sino en las actuaciones y exigencias concretas de cada día. Los más efectivos en esta reivindicación suelen ser las familias.

El día que los padres también “se crean” la importancia de la Educación Infantil y lo exijan, entonces la situación comenzará a cambiar. 

Jesus Jarque para el portal educativo Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest1Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr1
Votos:

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies