¿Es bueno que a nuestros hijos les atiendan varias personas?

A nuestro hijo lo atienden tres personas diferentes: dos abuelos y una canguro. Notamos que eso está teniendo consecuencias en su conducta ¿Qué podemos hacer? 

Efectivamente las circunstancias que comentan deben de tener consecuencias en la conducta del niño y creemos que no del todo positivas. Este es un factor de riesgo para que los niños presenten problemas de comportamiento.

hijos

Nos imaginamos que esta circunstancia se debe a la falta de tiempo para atender al niño por motivos de trabajo. En este caso lo ideal es que al niño lo atienda el menor número de personas posibles, por ello consideren: – Si la canguro puede estar más tiempo con el niño y quedar como única cuidadora, además de los padres. Esta es la solución más eficaz.

– Si lo anterior no es posible, intentar que sólo sea atendido por uno de los abuelos, los más asequibles o los que gocen de mejor salud.

– En algunos casos es posible que el niño permanezca en su casa y el resto de cuidadores se desplaza.

Cuando esto es viable puede facilitar lascosas. Si ninguna de las alternativas es posible y necesariamente al niño lo van a cuidar esas todas esas personas, realmente poco se puede hacer para que no influya en su conducta.

En todo caso proponemos:

1º. A los cuidadores, especialmente a los abuelos denles orientaciones muy precisas y a su alcance de qué normas debe cumplir el niño. Por ejemplo: que no coma entre comidas, que duerma la siesta después de comer, que vea solo una hora la TV y después juegue con algunos juguetes que le llevamos, que no le permitan malas contestaciones…

2º. Denles autoridad estas personas. Los abuelos y la canguro podrán adoptar medidas si el niño se porta mal, medidas como llamarle la atención, retirada de privilegios o tiempo fuera. No descalifique ni desautorice a estas personas delante del niño.

3º. Manténgase informado de cómo se comporta el niño. Pregúntele a los cuidadores como se ha portado durante el tiempo que ha estado con ellos. Si el comportamiento no ha sido adecuado, los padres también pueden adoptar medidas.

4º. Hable con el niño en los términos que hemos citado en el curso. Anímele y dele orientaciones precisas de cómo esperan que se comporte.

5º. En tiempo que los padres estén con el niño, mantengan las técnicas básicas que hemos presentado. Algunos padres que pasan poco tiempo con sus hijos se hacen más permisivos como forma de compensar su situación. Eso no es adecuado.

6º. Anticípele los cambios. El niño, aunque sea pequeño debe estar orientado y saber con qué persona va a estar en los próximos días. En niños más mayores (de 6 años en adelante) basta con apuntar en el calendario el nombre de las personas que lo van a atender. Con niños que no saben leer, se anticipa colocando la foto de estos familiares en las casillas del calendario.

Jesus Jarque para el portal educativo Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Tumblr
 

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR