Enseñar a los niños y niñas a dar las gracias



La gratitud es una actitud fundamental en los seres humanos, dar las gracias será de gran utilidad para sus relaciones sociales y es una  actitud que fomenta el bienestar, la empatía, la falta de envidia, etc. Sin embargo son numerosas las ocasiones en las que nuestros niños y niñas no dan las gracias.

¿Por qué debemos enseñarles a dar las gracias?

Podemos pensar que dar las gracias es cuestión de buenos modales. Es cierto que dar las gracias es parte de unos buenos modales y que es importante enseñarles a los niños y las niñas a dar las gracias. Sin embargo el enseñarles a dar las gracias es importante más allá de los buenos modales. Veamos por qué es importante enseñar a los niños y niñas a dar las gracias:

  • Al dar las gracias los niños y niñas aprenden habilidades sociales que engrasan y favorecen sus interacciones diarias.
  • Dar las gracias es un acto de compañerismo y comprensión.
  • Dar las gracias significa que nos damos cuenta de lo que el otro ha hecho y por lo tanto que dejamos por un momento de lado el egoísmo y el egocentrismo y somos capaces de reconocer lo que el otro hace por nosotros.
  • Al dar las gracias se entiende que no tenemos derecho a todo y que a veces los demás están haciendo un esfuerzo por nosotros.
  • Dar las gracias les enseña a ser generosos.
  • Dar las gracias y disfrutar al hacerlo contribuye a su bienestar y contribuye a desarrollar emociones positivas hacia los demás.

¿Cómo podemos enseñar a los niños y las niñas a dar las gracias?

  • Educa con tu ejemplo. Los niños y las niñas aprenden imitando lo que ven, más que con lo que les decimos, por eso es importante educar con nuestro ejemplo y dar las gracias.
  • Enseñar a los niños y niñas a dar las gracias es mucho más que enseñarles modales por eso, no es suficiente con enseñarles la palabra gracias, también se hace necesario que los niños y niñas entiendan el sentido de la palabra gracias y que den las gracias por educación pero sobre todo por sentimiento.
  • Ayúdales a ver que cuando alguien hace algo por nosotros puede suponerle un esfuerzo, y sobre todo que no tiene por qué hacerlo, por eso es importante dar las gracias.
  • Dales las gracias a ellos cuando sea preciso, y después pregúntales cómo se sienten si alguien les da las gracias.
  • Puedes emplear juegos en los que practiquemos situaciones en las que tenemos que dar las gracias. Se trata de hacer peticiones o ruegos y responder con un gracias, por ejemplo: “me prestas tu bolígrafo” “Gracias”, “¿Puedes acercarme la servilleta?” “Gracias”.
  • Haz de la palabra gracias un hábito, pero no un hábito vacío o sin sentido, sino un hábito dotado de significado.

Enseñar

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

www.educayaprende.com

@Celia_RodrigRu

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest3Share on LinkedIn10Email this to someoneShare on Tumblr0

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies