El poder del abrazo – Parte 3 (Final)

Hare una recopilación muy sencilla de lo que hemos aprendido durante el transcurso de este tema:

1)      La necesidad de obtener seguridad y protección (“Necesitamos dar calor y abrazar a los hij@s para que desarrollen seguridad, confianza, autoestima, etc.”).

2)      Las personas sensibles nos ayudan a cubrir las necesidades físicas y emocionales (“Hay que estar tranquilos al dar el abrazo para que nuestro hij@ disminuya sus berrinches y sobre todo generar empatía hacia ell@s”).

3)      El abrazo es una condición biológica (“Todo ser humano necesita una dosis de amor ya que es el pilar de la auto-realización”).

abrazo

Hoy en esta última parte observaremos que el “abrazo está relacionado con lo hormonal”.  Para entrar en materia, debemos entender que nuestras neuronas emiten sustancias químicas llamadas “neurotransmisores” los cuales nos ayudan a poder reaccionar a lo largo de nuestra vida diaria, los cuales adquirimos al comer, dormir adecuadamente, tomar agua, hacer ejercicio, reír, llorar, etc. Siempre están en funcionamiento aunque no se crea. Esto nos lleva a formular la siguiente pregunta: “¿Cómo mantener un buen estado de ánimo?”. Como sustento tomo un experimento que realizo Masaru Emoto que tiene por título “Mensajes del agua” en donde explica que la música, las ideas, los pensamientos alteran las moléculas del agua; donde cada gota generaba una estructura de acuerdo a los pensamientos, mensajes escritos, palabras que se le daban. Por ejemplo, si eran aspectos positivos la forma de cristalización del agua era muy hermosa y si se daba lo contrario teníamos una molécula totalmente deformada. Por lo tanto usando esta lógica, si el ser humano está compuesto por 70% de agua; imagínense cuanto se altera nuestro organismo a causa de nosotros  mismos. Ahora eso sería lo más “sano” que seamos nosotros los que nos causemos daño, sin embargo no es así y dejamos que las demás personas emitan pensamientos, mensajes y palabras que hieren a nuestro ser de amor, que al final lo transmitimos a nuestros hij@s. Así que para poder transmitir aspectos positivos a nuestros seres que más amamos les recomiendo hacer 3 cosas :

 

  • Ejercicio (30 minutos diarios): Al realizarlo generamos en nuestro organismo Dopamina, Noradrenalina y Endorfina que se encargan de incrementar el placer, por lo tanto disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Sonreír (Hacerlo siempre): Mientras más seguido se realice generaremos Dopamina, Serotonina y Norapinefrina que son las que nos ayudan a disminuir el enojo.
  • Jugar con tu hij@ (mínimo 30 minutos): Es de suma importancia el pasar tiempo con ell@s ya que con eso generaremos confianza, seguridad, autoestima más elevada, una buena comunicación, liderazgo, creatividad, etc.

Psic. Sergio Guevara Angeles ( www.facebook.com/sguevaraangeles

Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Tumblr
 

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR