El Autoconcepto: La imagen de uno mismo - El Portal de Educapeques

«

»

feb 21

El Autoconcepto: La imagen de uno mismo

El autoconcepto es la imagen que tiene una persona de sí misma. Engloba el conjunto de opiniones, ideas, valoraciones y sentimientos que cada individuo forma sobre su propio yo. Hacen referencia a sus características y capacidades tanto personales (habilidades, rasgos físicos, etc.) como sociales y pueden ser valoradas como positivas o negativas, dando lugar a diferentes sentimientos.

Tener una imagen positiva o negativa de uno mismo va a determinar de forma importante la manera de actuar en diversas situaciones.

El Autoconcepto: La imagen de uno mismo

Esta imagen propia está además estrechamente relacionado con la autoestima de las personas. Un autoconcepto positivo es el primer paso para una autoestima adecuada.

Es por ello que debemos prestar atención a la formación del autoconcepto de los niños y niñas y contribuir a que la imagen que tengan de ellos mismos sea adecuada y positiva. De esta manera se desenvolverán con soltura en las diversas situaciones y tendrán una autoestima sana.

La formación del autoconcepto comienza en la niñez, siendo esta etapa crucial en el proceso, ya que la imagen que se forma en estos primeros momentos suele acompañar a la persona durante toda su vida. Si el pequeño se percibe con capacidades para enfrentarse a  las cosas, con habilidades y con cualidades positivas, será un adulto con una sana autoestima y capaz de hacer lo que se proponga. Por el contrario, si el pequeño se percibe como incapaz, con habilidades y capacidades negativas, tendrá en el futuro una baja autoestima y le costara conseguir sus metas y enfrentarse a retos.

El autoconcepto no es algo innato, cada persona lo va construyendo a lo largo de su desarrollo, a través de dos vías fundamentales, en primer lugar las experiencias que vive y de las valoraciones que hace de las mismas y en segundo lugar a través de las opiniones y valoraciones que recibe de los demás.

La familia y la escuela constituyen las dos principales influencias de formación del autoconcepto. En la escuela, los niños y niñas pasan por múltiples experiencias de éxito y de fracaso, tanto a nivel académico como social, es el lugar donde prueban sus habilidades.

En su paso por el colegio, los niños y niñas, reciben mucha información sobre su forma de pensar y de resolver problemas. Si contribuimos a que los pequeños creen una imagen positiva de sí mismos en cuanto a su capacidad académica, se percibirán como competentes, capaces y eficaces, lo cual es fundamental para sus futuros éxitos o fracasos.

PAUTAS GENERALES

  • Cuida lo que dices y tus actitudes hacia los más pequeños. La primera imagen que forman los pequeños viene dada por como perciben que les ven las personas más cercanas.

Veamos un ejemplo: La tutora de Paula, les ha dicho a sus padres que sospecha que puede tener dislexia. Los padres de Paula acudirán a un especialista para comprobarlo. Entre ellos, hablan en susurros, tratan de hacerlo cuando la niña no está presente, evitan hacer ciertos comentarios. Paula percibe que algo que no es normal le sucede. Si realmente tiene dislexia, pensara que es algo malo y que debe ocultarse.

  • Evita etiquetas. En relación a lo anterior. No etiquetes al pequeño, pues el formara su autoconcepto con lo que tú le digas de sí mismo.

Veamos un ejemplo: Jaime es un niño tímido, que se avergüenza ante desconocidos, y permanece callado, le cuesta soltarse. Ante esto evita hacer comentarios del tipo “Jaime no seas tan raro, vete a jugar con los demás niños” el niño crecerá pensando que es raro y le costará relacionarse con los demás. Debemos respetar su forma de ser y por el contrario decirle cosas como “Jaime, es normal que te sientas cortado si no conoces a los demás a todos nos pasa, pero si no te acercas nunca los conocerás”.

  • Evita los refuerzos negativos y emplea los positivos.
  • Transmítele expectativas: cree y confía en sus capacidades. Si el niño o la niña percibe que confías en que puede hacerlo, que crees en sus capacidades, creerá entonces en sí mismo.
  • Transmítele una imagen positiva. Trata de decirle las cosas positivas que tiene, en ocasiones nos centramos en lo que hacen mal o en los defectos que tienen. Las cosas positivas las damos por hechas y no solemos reforzar a los más pequeños con estos aspectos. Ojo, no confundas con no reñirle o decirle lo que hace mal. Es decir si el pequeño hace algo mal, debes decírselo, pero también cuando haga algo bien.
  • No le sobreprotejas. Deja que el niño y/o la niña haga las cosas por sí mismo. Si ellos solos van haciendo las cosas, comprobaran que tienen habilidades y creerán en sus capacidades. Si proteges al niño demasiado y no le dejas enfrentarse solo a sus dificultades, y al contrario se las evitas o solucionas, el niño atribuirá los logros, la superación de esas dificultades a factores externos a sí mismo.
  • Ayúdale a tomar sus propias decisiones. Dale seguridad para la toma de sus propias decisiones. Explícale en que consiste cada opción y lo que puede conseguir con cada una de ellas.

ATIVIDADES QUE PODEMOS HACER CON LOS NIÑOS

INFANTIL (3-6 años)

  • Me dibujo

En esta actividad, pediremos a los niños y niñas que se dibujen y que nos cuenten como son. Color de pelo, color de ojos, ropa que llevan, etc.

Para hacer esta actividad también podemos usar una fotografía.

  • Me gusta no me gusta.

Les pediremos a los pequeños que nos digan cosas que les gustan y que no les gustan. Puede ser cualquier cosa comidas, colores, actividades, etc.

  • Digo algo bonito de mí.

El niño o niña debe decir una cosa bonita o buena de sí mismo. Algo que haya hecho bien, que se le dé bien.

  • Me identifico con.

En este caso, se trata de elegir un cuento o una serie de dibujos animados y hacer que los pequeños elijan un personaje. Le preguntaremos porque ha elegido ese personaje, que cualidades le gustan y cuáles no del mismo.

Los niños eligen los personajes con los que se sienten identificados.

PRIMARIA (6 a 9 años)

  • Dibujo

En esta actividad, pediremos a los niños y niñas que se dibujen y que nos cuenten como son. En este caso avanzaremos hasta cualidades más complejas y no solo color de pelo, color de ojos, ropa que llevan, incluiremos rasgos de la personalidad, como simpático, alegre, tranquilo, etc.

Para hacer esta actividad también podemos usar una fotografía.

  • Tarjetas de rasgos.

Haremos unas tarjetas en las que pondremos diferentes rasgos tanto físicos como personales, por ejemplo: alto, moreno, simpático, nervioso, callado, estudioso, miedoso, bajo, alegre, etc.

Les pediremos a los niños y niñas que escojan 10 tarjetas (5 de rasgos físicos y 5 de rasgos de personalidad) que les definan. A continuación les diremos que piensen y que de esas 10 seleccionen 6 (3 de cada tipo). Finalmente les pediremos que nos expliquen cuales son las tarjetas que finalmente han escogido y porque lo han hecho.

  • Nos presentamos. Decimos como somos nosotros y nuestros compañeros.

Para esta actividad, en primer lugar pediremos a los niños y niñas que anoten en una hoja lo que quieran de sí mismos, por ejemplo: Me llamo Isabel, soy la pequeña de 3 hermanos, me gusta el chocolate. Me gusta mucho patinar. Soy simpática.

Los agruparemos en parejas y pediremos que hagan lo mismo con el compañero/a que les ha tocado.

Finalmente deben explicar lo que han puesto ellos mismos y lo que han puesto de sus compañeros.

PRIMARIA (9 a 12 años)

  • Si fuera.

Realizaremos una ficha en la que pondremos arriba “si fuera…..seria” a continuación ponemos diferentes categorías (una flor, un animal, un lugar, un juguete, un sentimiento, una parte del cuerpo, una película, un color, una canción, una comida, un olor, un vehículo, una palabra, un instrumento musical, un deporte,  etc.) deberán rellenar la ficha.

A continuación han de elegir tres de todas las cosas que han puesto y explicar por qué.

  • Escondido.

Les contaremos a los niños y niñas la siguiente historia. Imagínate que algo ocurre y tienes que desaparecer unos días y permanecer escondidos.

A continuación les diremos que hagan una redacción explicando ¿Por qué están escondidos? ¿Dónde están? Si están solos o con alguien, qué hacen durante ese tiempo y todo lo que quieran.

  • Collage.

Los niños han de hacer un collage sobre si mismos, pueden incluir lo que quieran, dibujos, palabras, fotos, etc. Para ello han de tomarse su tiempo y elegir cada elemento que quieren poner en el collage.

Luego deberán explicar cada elemento del mismo.

  • Me Entrevisto. 

Les diremos a los niños y niñas que imagen que van a hacerse una entrevista a sí mismos. Han de pensar que cosas se preguntarían, como se presentarían a sí mismos, que cosas dirían.

  • Nos presentamos. Decimos como somos nosotros y nuestros compañeros.

Para esta actividad, en primer lugar pediremos a los niños y niñas que anoten en una hoja lo que quieran de sí mismos, por ejemplo: Me llamo Isabel, soy la pequeña de 3 hermanos, me gusta el chocolate. Me gusta mucho patinar. Soy simpática.

SECUNDARIA (12 años en adelante)

  • Podemos hacer actividades del nivel anterior, aunque en este caso las respuestas serán más elaboradas: Collage, me entrevisto, si fuera, escondido.
  • Rasgos positivos y Negativos.

En una cartulina, pediremos a los adolescentes que la dividan en dos partes, en un lado han de poner rasgos positivos y en el otro rasgos negativos. Es importante decirles que tienen que poner el mismo número en cada lado de la cartulina.

En la parte posterior han de dividir la cartulina en dos y anotar ¿qué beneficios me aportan estos rasgos positivos? Y ¿cómo puedo mejorar los rasgos negativos?

  • Nos presentamos. Decimos como somos nosotros y nuestros compañeros.

Para esta actividad, en primer lugar pediremos a los niños y niñas que anoten en una hoja lo que quieran de sí mismos, por ejemplo: Me llamo Isabel, soy la pequeña de 3 hermanos, me gusta el chocolate. Me gusta mucho patinar. Soy simpática.

Celia Rodríguez Ruiz

Deja un comentario

Educapeques Editorial