El deporte como precursor de habilidades sociales

El verano es una época muy propicia para practicar deporte. El buen tiempo, el mayor número de horas de sol y la disponibilidad de tiempo libre, son factores que invitan a salir a la calle y realizar alguna actividad física.

Sin embargo, las nuevas tecnologías y su diversidad de aplicaciones, han restado protagonismo a los tradicionales juegos infantiles y otras actividades, practicadas fuera de casa. Así, cada vez son más los casos de niños/as que prefieren quedarse dentro del hogar jugando a la videoconsola, al ordenador, etc.; antes que salir fuera y practicar alguna actividad física en compañía.

niña bicicleta

Debido a la importancia de las habilidades y relaciones sociales en nuestra vida, practicar deporte puede convertirse en un hábito trascendental y de gran ayuda para desarrollarlas. Por esta razón, podemos aprovechar las vacaciones para iniciar a los/as niños/as en la práctica de actividades deportivas, ya que, además de su importancia social, éstas llevan asociadas una gran cantidad de beneficios para la salud. Entre estos beneficios podemos mencionar los siguientes:

  • La práctica de deporte promueve la adquisición de hábitos saludables y valores sociales como el respeto, el compromiso, la colaboración y el cumplimiento de normas.

  • En línea con lo anterior, el ejercicio físico aporta un gran bienestar psicológico al favorecer el trabajo en equipo, la autoestima y la solidaridad. Su práctica asimismo, potencia el autoconocimiento y es una increíble fórmula para aprender a valorarse e integrarse exitosamente en el grupo de iguales.

  • El deporte favorece también el desarrollo físico, sobre todo el desarrollo óseo y muscular del/ la niño/a, previniendo igualmente, la aparición de enfermedades cardiovasculares y combatiendo la obesidad.

  • Así pues, las personas que practican deporte, tienen menos posibilidades de caer en adicciones peligrosas. Pues con éste aprenden la importancia de cuidarse y adquirir hábitos sanos para la vida que les fortalezcan y enriquezcan a todos los niveles. Hábitos estos, donde las adicciones y sus consecuencias no tienen cabida alguna.

La práctica de ejercicio físico, debido a todas las ventajas que lleva asociadas, debe convertirse en un hábito rutinario y fundamental en la vida del/la niño/a. Un hábito que le acompañe toda su vida y cuyos beneficios pueda aprovechar. No obstante, en ocasiones, es bastante complicado implementar la práctica de alguna actividad física en la infancia. La razón de ello se encuentra muchas veces, en una inadecuada iniciación a la misma.

RECOMENDACIONES PARA INICIAR A L@S NIÑ@S EN LA PRÁCTICA DE DEPORTE:

  • Incluir el deporte en la rutina familiar: haciendo de éste un hábito cotidiano compartido por todos los miembros del núcleo familiar, planificando actividades semanales en las que la actividad física sea la nota predominante.

  • Aprovechar alguna afición del niño/a para incorporar la práctica de ejercicio   físico: partir siempre del ocio y la diversión para implementar la práctica de deporte, es decir, iniciarles en éste desde edades tempranas, de manera amena y entretenida.

  • Emplear refuerzos tanto en las victorias conseguidas como en las derrotas: es importante reforzar al/la niño/a tanto en los éxitos, por haberlos conseguido, como en las derrotas, por haberlo intentado. De esta manera, el/la pequeño/a aprenderá que lo importante es la práctica del deporte en sí y no tanto el resultado del mismo. Así, con el refuerzo en ambas ocasiones mencionadas, se contribuirá a mantener su nivel de motivación en la práctica de ejercicio físico.

  • Evitar presiones: la práctica de deporte, debe ser adaptada a la edad y condición física del/la niño/a; debiendo tener en cuenta sus limitaciones para establecer metas coherentes y alcanzables; evitando por tanto las presiones para conseguir determinados objetivos que pudieran serle difíciles o complicados. Las presiones pueden resentir su motivación, y en consecuencia su autoestima e interés por la práctica de ejercicio físico.

  • Implicarnos en sus entrenamientos: es importante que una vez que el/la niño/a, se encuentre involucrado en la práctica de algún deporte, nos impliquemos en sus entrenamientos y le mostremos interés y apoyo. Asimismo, es fundamental proporcionarle un equipamiento adecuado que le proteja de lesiones.

“El deporte es el elixir del disfrute y la calidad de vida”

Mariela Clemente Martos. Psicóloga

@marielaclema




Angel Sanchez Fuentes

https://plus.google.com/u/0/109433198538604478198

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Leer entrada anterior
una casita
Poema infantil: “Una casita”

POEMA INFANTIL: UNA CASITA Hay una casita en el campo según subes la ladera chiquitita, pero tan blanca Que luce

Cerrar