De la competitividad a la cooperación



Escuela de padres: De la competitividad a la cooperación

Dos hermanos que se pelean, ese amigo con el que siempre riñe, compañeros de clase que no se llevan bien… Quizá estas situaciones os suenen familiares porque les pasa a vuestros hijos, a vuestros alumnos de clase, etc. Pueden ser muchos los motivos por los que esto pasa pero, cuando esto ocurre ¿qué solemos hacer? Lo más habitual es separarlos, reñirles o ponerlos a cada uno en una habitación.

niños colectivo

Hoy vamos a intentar algo nuevo. Vamos a hacerles cooperar.

Aunque parezca extraño que si dos niños están peleando, la propuesta sea dejarlos seguir estando juntos, la cooperación va más allá. Les vamos a guiar y proponer que hagan  alguna  tarea  en  la  que  ambos  intervengan,  que  se  tengan  que  ayudar  para conseguir el objetivo y por lo tanto ambos participen y colaboren. Lo más probable es que dejen de pelear y esto se debe a que la cooperación consigue que:

– Potencien y activen sus habilidades sociales

-Desarrollen  la  negociación  y  la  toma  de  decisiones,  ya  que  el  objetivo  sólo  se cumplirá si todos participan

– La interacción sea positiva y de respeto, algo que no ocurre en la competitividad.

– Y permite que se produzca una respuesta empática por el hecho de escuchar al otro y respetar lo que puede aportar, tenerle en cuenta, etc.

En la web podéis encontrar multitud de juegos cooperativos y aprovechar para pasar un buen rato en familia mientras los ponéis en práctica. Pero para cualquier situación cotidiana en la que se estén peleando o riñendo, basta con proponerles una tarea en la que tengan que colaborar los dos: montar un puzle juntos, poner la mesa entre los dos, hacer un bizcocho con la supervisión de un adulto, que se ayuden en los deberes mutuamente, etc.

 

Laura Cifuentes

Escuela de Superpadres

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest9Share on LinkedIn5Email this to someoneShare on Tumblr0
Votos:

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies