Celos entre hermanos pautas para ayudarte a corregirlos



Los celos hermanos son un estado que es muy normal, sin embargo deben ser superados y no debe darles importancia si nos pasajeros o circunstanciales, sin embargo, cuando estos sean el motivo de una convivencia desmejorada o que generen algún cambio importante en la conducta de los niños, o sean persistentes, deben ser tratados para poder ser superados y de esta forma no generen problemas mayores.

En caso de que este problema se deje avanzar puede generar grandes desajustes en las relaciones interpersonales.

celos entre hermanos

¿Cuáles son las conductas que acompañan los celos hermanos?

Cuando un niño es celoso tiene ciertas actitudes que acompañan esta conducta, por ejemplo:

  1. Se muestra desobediente con el fin de conseguir atención.
  2. Cuando se atiende a otra persona se muestra alborotado.
  3. Se muestra más retraído, temeroso o inseguro, lo que hace que se refugie en su habitación donde puede sentirse seguro y cómodo.
  4. Llora muy constantemente con el fin de que le den atención.
  5. Come mal.
  6. Duerme mal.
  7. Molesta a sus hermanos.
  8. Le pega a sus hermanos o amigos para llamar la atención.
  9. La actitud que tiene imita a la de niños más pequeños pensando que de esa forma

Celos hermanos

Pautas para corregir los celos hermanos

Si tenéis a un niño celoso en casa, podéis seguir las pautas y recomendaciones que te daremos a continuación para que esta conducta mejore y los problemas que se generan a causa de ellos desaparezcan.

  1. Jueguen a recordar anécdotas familiares, pues los niños que tienen este problema generalmente piensan que sus padres no los quiete o les prestan la suficiente atención, así que recordarles momentos buenos que hayan pasado junto y escuchándolos o animándolos a participar servirá mucho para ayudarlos a resolver sus conflictos y dificultades.
  2. No deben hacerse comparaciones de ningún tipo, pues esto es algo que potencia la actitud celosa.
  3. Si los celos son porque tiene un hermano menor, al mayor debe prestársele mayor atención e incluso dedicarle tiempo a solas.
  4. Se deben reforzar los comportamientos de cuidado, afecto y cooperación.
  5. Se debe intentar no demostrar mucha prioridad por el niño más pequeño, deben ser tratados por igual en la medida de lo posible.
  6. Se debe involucrar al niño en actividades lúdicas que le ayuden a interactuar con su entorno y generen cooperación, tolerancia y respeto.
  7. Se debe incentivar al niño a cultivar habilidades que le permitan resolver conflictos que surgen de las relaciones fraternas.
  8. Se le debe mostrar las ventajas de ser mayor, de tener lo que tiene y de hacer las cosas bien.
  9. Se le debe hacer ver y entender lo mal que esta la actitud celosa y las consecuencias que ello podría traerle a su vida.
  10. Se debe fortalecer la confianza de los niños con este problema y su seguridad personal, esto se consigue evitando hacer comparaciones tanto de capacidades como de pertenecías.

Como último consejo, ante los celos hermanos se debe hacer una educación en torno a la afectividad que se base en la cooperación y la confianza en los demás para que pueda tener una visión positiva de los demás y tener buenas relaciones humanas

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest9Share on LinkedIn1Email this to someoneShare on Tumblr0

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies