Alimentación sana – almuerzos escolares



Alimentación sana – almuerzos escolares

Los almuerzos y snacks sanos son un aspecto importante para los niños que mejora su concentración y aprendizaje. Cambiar a una alimentación saludable no siempre es una tarea fácil, pero existen formas sencillas para hacer que el almuerzo escolar de tu hijo sea más sano.

Anima a tus hijos a elegir alimentos saludables para una alimentación sana

Los niños en edad escolar aprenden rápidamente y se ven influenciados por sus amigos y por las tendencias más populares. Este es un momento importante para hablar con ellos e inculcarles hábitos de alimentación sana.

Los siguientes consejos te ayudarán a animar a tus hijos a elegir alimentos saludables:

  • Habla con tus hijos sobre lo que les gustaría incluir en su merienda. Sugiere alimentos y bebidas saludables y decidid juntos el contenido de la merienda.
  • Escribid juntos una lista de la compra. Llévate a tus hijos al supermercado y deja que elijan alimentos y bebidas que habéis incluido en la lista.
  • Intenta que colaboren en la preparación de sus meriendas. Los niños mayores pueden preparar la mayor parte de su almuerzo solos, mientras que los más pequeños pueden ayudar a hacer los sándwiches o a cortar la fruta. Preparar la merienda la tarde de antes es una buena idea para que los niños puedan colaborar.

alimentación sana

¿Qué debes incluir en una merienda saludable?

Intenta planificar una merienda saludable para empezar el año escolar. Dialoga con tus hijos y hablad sobre lo que les gustaría incluir en sus meriendas.

Estos son los seis elementos clave que no pueden faltar en una merienda:

  • fruta fresca
  • verduras frescas
  • leche, yogur o queso (puedes utilizar queso con un contenido reducido de grasa en niños mayores de 2 años) Si tus hijos no toleran los productos lácteos, puedes optar por otras alternativas como bebidas de soja enriquecida con calcio, bebidas de arroz o yogur de soja.
  • carne u otro alimentos cárnicos alternativos como la carne magra (p. ej., tiras de pollo), huevos duros o mantequilla de cacahuete. Si la escuela de tus hijos sigue una política libre de frutos secos, no incluyas mantequilla de cacahuete u otros frutos secos en la merienda.
  • cereales u otro alimento a base de cereales como pan, panecillos, pan sin levadura, pan de frutas o galletas saladas (las mejores opciones son las integrales)
  • agua del grifo.

A continuación, te mostramos una lista con consejos para preparar una merienda saludable:

  • Corta piezas grandes de fruta y ponlas en un recipiente: los niños las comerán más fácilmente, sobre todo aquellos que tienen dientes a punto de caerse o los que tienen menos tiempo para comer del que están acostumbrados. Mete una toallita húmeda para ayudar con el jugo de la fruta.
  • Incluye medio sándwich o panecillo para el recreo de la mañana: es una forma fácil y sana de saciarse.
  • En el periodo caluroso, incluye leche, yogur o agua congelados e incluso gajos de naranja congelados. De esta forma, conseguirás preparar un perfecto snack refrescante y, al mismo tiempo, la merienda se mantendrá fresca.
  • Apuesta por los colores y la frescura introduciendo diversas frutas y verduras crujientes en la merienda.

¿Qué no debes incluir en una merienda saludable?

Algunos productos no tienen cabida en una merienda escolar saludable. A continuación, te mostramos seis alimentos que debes evitar a la hora de preparar el almuerzo de tus hijos:

  • todas las bebidas dulces como zumos de fruta, bebidas de fruta, siropes, bebidas isotónicas, bebidas energéticas, agua de sabores, agua mineral de sabores, tés helados y bebidas gaseosas: tienen un alto contenido en energía y azúcar y pueden provocar un incremento de peso y problemas de salud oral en niños.
  • barritas y tiras de fruta seca: tienen un contenido bajo en fibra y alto en azúcar y se pueden pegar a los dientes de niños, provocándoles caries.
  • postres lácteos, chocolatinas y barritas de muesli: generalmente tienen cantidades altas de grasa y azúcar.
  • sándwiches con chocolate para untar, mermelada y miel: añaden azúcar extra e innecesaria a la merienda.
  • carnes procesadas grasas y saladas como el salami y las salchichas de Estrasburgo.
  • galletas saladas hechas al horno. Aunque puede parecer una opción sana, algunas contienen tanta sal y grasa como las patatas fritas.
  • bebidas azucaradas de forma artificial: impulsan el hábitdo de tomar bebidas dulces en niños, son ácidas y pueden provocar caries.

Almuerzos escolares y seguridad alimentaria

A menudo, la comida permanece en la merienda durante varias horas y es importante mantener la merienda fría para que la comida se conserve fresca. Sigue estos consejos para mantener la comida de la merienda en buen estado:

  • Elige una merienda aislada o con enfriador.
  • Coloca una botella de agua congelada envuelta o un bloque congelado al lado de los alimentos que deben permanecer fríos (quesos, yogures, carnes y ensaladas).
  • Los alimentos perecederos como los productos lácteos, los huevos y los fiambres deben conservarse fríos y consumirse en un periodo de 4 horas desde su preparación. No pongas los alimentos en la merienda recién cocinados. Enfríalos en la nevera durante la noche.
  • Si preparas el almuerzo con antelación, guárdalo en el frigorífico hasta la hora de ir a la escuela o congélalo.
  • Si incluyes sobras de comida como platos de carne, pasta o arroz, no olvides meter también un bloque congelado en la merienda.
  • Dile a tus hijos que no saquen la merienda de su mochila y que no la dejen al sol o en un lugar cálido.

Obtén la tranquilidad que tu niño va a crecer sano y fuerte, solo con unos pequeños tips; no toma mucho tiempo, y los beneficios son incontables, ellos serán los adultos del mañana.

Natalia Olivares

Fuente: http://nutricionsinmas.com/11-verdades-indiscutibles-de-la-buena-alimentacion/

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest13Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr0

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies