Ejercicios bucofaciales para mejorar el lenguaje oral



Los ejercicios bucofaciales estimulan el desarrollo de la motricidad fina. Con los ejercicios bucofaciales impediremos los trastornos de dislalia, que es la dificultad de articular las palabras pudiendo producir registros erróneos en la forma de hablar.

Los ejercicios bucofaciales son muy sencillos y se pueden realizar en clase o en casa:

 

Ejercicios bucofaciales generales

  • Abrir y cerrar la boca
  • Abrir la boca y sacar la lengua
  • Sonreír mostrando los dientes
  • Sonreír con la boca cerrada
  • Mover la mandíbula hacia un lado y luego hacia el otro
  • Pasar la lengua por los labios (como mojándolos)
  • Llevar la punta de la lengua hacia la nariz
  • Llevar la punta de la lengua hacia la comisura de los labios
  • Mostrar los dientes de la parte inferior y no los de la parte superior. Luego invertir el procedimiento
  • Gritar
  • Besar en el aire
  • Poner cara de sorprendido, de alegría, de enojo, de tristeza, de enfado.
  • Guiñar un ojo
  • Sacar la lengua
  • Inflar un globo
  • Hacer ruidos como de moto
  • Simular que se duerme

Para estos ejercicios muchos profesionales eligen utilizar un lápiz. Puedes usar uno si lo crees  necesario.

 

Ejercicios del velo del paladar

El velo del paladar es un músculo que se encuentra en la parte final del techo de la cavidad oral.

Sus funciones son: la pronunciación de consonantes como la “K”, “G”, Q” y “C”. Para sus pronunciaciones precisa que la parte posterior se eleve.

Algunos ejercicios son:

  • Soplar. Tomar un instrumento musical de viento y soplar.
  • Bostezar
  • Grabar la propia voz del niño mientras va practicando para luego que él mismo se escuche
  • Tomar un pajita y chupar o soplar
  • Pronunciar la vocal “i” muchas veces seguidas
  • Lee los siguientes listados en voz alta:
  1. Capa
  2. Copa
  3. Copo
  4. Cupo
  5. Coma
  6. Como
  7. Come
  8. Cuba
  9. Cubo
  10. Cava

 

 

  1. Peco
  2. Poco
  3. Pico
  4. Mico
  5. Meca
  6. Mica
  7. Boca
  8. Beca

 

  • Intentar leer en voz alta las siguientes oraciones:
  1. Quique sale de su casa con moca, la cotorra
  2. El bote, que estaba lleno de queso y de maíz, se tumbó
  3. Se queja Don Quevedo porque no quiere ir con el Dr. Quejido
  4. La maestra hizo un coloquio con el que me sentí descolocado
  5. La vaca de mi vecina vieja vive en el fondo de mi casa
  6. Ese cochino cerdo que me saca de quicio ya se ha comido toda la comida
  7. El dueño del buque y el del velero no se llevan del todo bien, aunque ambos son buenos no siempre se quieren bien.
  8. Será mejor que compre aquella camisa color caqui

 

Ejercicios labiales

  • Hacer sonido de un avión
  • Hacer sonido de un barco
  • Hacer como un pez
  • Imitar a un conejo
  • Silbar
  • Colocar la boca para pronunciar las vocales “A”, “O” y “U pero sin pronunciarlas.

 

Ejercicios de respiración y soplo

  • Sacar la lengua
  • Tocar con la punta de la lengua los dientes superiores y luego los inferiores
  • Mover la lengua dentro de la boca con los labios cerrados
  • Mover la lengua dentro de la boca tocando la encía inferior sin abrir la boca. Luego repetir el proceso con la parte superior.

 

Practicar onomatopeyas

Las onomatopeyas ejercitan la motricidad fina. Algunas de ellas son: guau (ladrido de un perro), miau (un gato maullando), punch (un golpe), chinch (dos platillos sonando), tutu (ruido de trompeta), tan tan (sonido de un tambor), tolón tolón (una campana sonando), ninu ninu (sonido de un ambulancia).

 

Se pueden utilizar fichas para cada práctica.

 Las imágenes estan sacadas de la web


 (Si en alguno de estos recursos existiera alguna imagen o contenido cuyo autor desee que sea excluido, no debe más que ponerse en contacto conmigo a través del email)

 

© 2017 Ejercicios bucofaciales para mejorar el lenguaje oral María Eugenia Daney. Escuela de padres. Educapeques

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest16Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies