Leyenda africana – “Awan y Zorol”



Leyenda africana de Sudán del Sur – “Awan y Zorol”

Awan era un zorro muy listo al que le encantaban las lagartijas. Ya se había comido todas las de este lado del río pero sabía que al otro lado había muchísimas lagartijas. El problema es que Awan no sabía nadar. Después de pensar mucho encontró la solución. Fue a su amigo Zorol, que era un camello, y le dijo:

– “Hola Zorol, se dónde hay un campo enorme y como sé que la cebada te vuelve loco, quería enseñarte el camino si me llevas encima”

– “Vamos, sube” Contestó Zorol sin pensarlo dos veces.

fábula

Awan se subió encima de Zorol y se pusieron en marcha. Awan le indicó que cruzara el río para llegar al campo lleno de cebada. Tan pronto cruzaron a la otra parte Awan le mostró el campo a su amigo y se fue corriendo a buscar lagartijas. Como el cuerpo de Awan era pequeño al poco tiempo ya estaba satisfecho de comer lagartijas. Fue corriendo al campo donde estaba Zorol y se puso a correr y a gritar como un loco.

Los dueños del campo, que tenían su casa allí cerca, oyeron los gritos del zorro. Alarmados, tomaron piedras y palos y fueron en busca del zorro. Al llegar al campo descubrieron a Zorol que disfrutaba tranquilamente de la cebada. Le dieron una paliza tremenda y pensando que estaba muerto se fueron.

Awan regresó y cuando vio a Zorol en el suelo dijo:

“Eh, Zorol, se está haciendo de noche, vamos a casa”

Zorolcontestó: Camello

– “¿Por qué has hecho eso? ¿Por qué has gritado como un loco? Casi me matan por tu culpa“.

– “Es que tengo la costumbre de correr y gritar después de comer lagartijas” Contestó Awan.

– “¿Es eso? Muy bien vamos a casa” dijo Zorol.

Awan subió de nuevo al dolorido cuerpo del camello. Zorol se metió en el río y comenzó a cruzar. Cuando estaba en el medio del rio Zorol se puso a bailar. Awan, presa del pánico grito:

– “¿Qué haces Zorol?, ¡No hagas eso, no se nadar!”

– “Es que tengo costumbre de bailar después de comer cebada” contestó Zorol.

Awan cayó al agua y se lo llevó la corriente. Zorol cruzó el río sin problemas.

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies