Fábulas con moraleja: La bruja



La bruja. Fábulas con moraleja

Hace algún tiempo atrás existió una bruja que se ganaba la vida vendiendo hechizos, pócimas  y encantamientos. Ella recibía la visita de muchas personas quienes le pedían que la bruja hiciera hechizos para calmar el ánimo de los dioses.

A menudo venían de largas distancias para esperar su turno y visitar a la bruja, pues decían que “ella era muy buena y que era capaz de cosas que otros nunca habían podido”.

Frente a tal promesa no era de extrañar que la bruja tuviera clientes en forma constante. Muchos de ellos, pasaban largas horas e incluso noches enteras en la puerta de su hogar para poder ser atendidos y recibir una fórmula que solucionara sus problemas.

Las personas preferían ir con la bruja, en vez de pensar por ellos mismos las soluciones a sus problemas.

  • Para qué pesar, si tenemos a la bruja que puede solucionarlos todos nuestros problemas – solían decir.

Sin embargo, la bruja tenía pócimas mágicas pero no era perfecta. Un buen día cometió un gravísimo error e hizo que muchos de los habitantes del pueblo se enojaran con ella a tal punto que ellos lograron llevarla frente al tribunal de brujería suprema.

Tras un terrible juicio la bruja fue condenada a muerte.

Muchos de los habitantes estaban en desacuerdo con el juicio, mientras que otros pensaban “seguramente utilizará algunas de sus pócimas para poder salvarse”. Así transcurrieron varios días y el día de la condena llegó; muchos de los habitantes se  encontraban presentes y varios se preocuparon pues la bruja no era una mala persona, solo se había equivocado.

Uno de los habitantes del pueblo se acercó a la bruja y le preguntó:

  • Bruja, ya que has hecho muchísimos hechizos y vendido centenares de pócimas para que otros solucionen sus problemas, ¿Cómo es que tú no puedes con un simple tribunal de mortales?

Moraleja: Nunca confíes en quienes prometen cosas imposibles cuando ni siquiera son capaces de llevar adelante sus vidas con éxito.

La bruja. Fábulas con moraleja de Educapeques

Puedes encontrar más fábulas con moraleja para niños en nuestros portal

Síguenos en twitter

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest6Share on LinkedIn2Email this to someoneShare on Tumblr1

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies