Cuento infantil: Willy y Tobi



Cuento infantil de nuestra nueva colaboradora Rosi Requena titulado Willy y Tobi

Will  y Toby son dos perros que viven en lugares diferentes, ninguno de ellos se conocen y llevan vidas totalmente distintas.

Will es un caniche que vive en una gran ciudad, junto a sus dueños y los hijos de estos, Laura y Javi. Se podría decir que es un perro con suerte porque a pesar de vivir en la gran ciudad, sus dueños tienen una casa con jardín en una pequeña zona residencial.

Todos los días, Laura y Javi le dan un paseo al salir del colegio por el parque del barrio para que Will estire sus patas y haga un poco de ejercicio, para no pasar todo el día encerrado en casa y en contadas ocasiones, cuando pasan toda la familia el fin de semana juntos, lejos del trabajo y las prisas, se van un día al campo. Ese día es el más deseado tanto para los niños como para Will, ya que pueden correr y jugar sin parar y sin que sus padres estén pendientes del reloj, ellos acaban rendidos pero felices de haber compartido el tiempo con toda la familia hasta que vuelve el lunes, con las prisas, obligaciones y la rutina de siempre.

Cuento infantil

Por otro lado, Toby lleva una vida más tranquila. Su dueño, Antonio, tiene una casita en la playa. Allí trabaja como diseñador de interiores y hace poco más de un año se compró su tan deseada casa en la playa. Poco después fue cuando se encontró con Toby, un pequeño labrador  de pelo dorado que habían abandonado a su suerte. Antonio no se pudo contener y se lo llevo a vivir con él.  Desde entonces, todos los días se levanta temprano y se lleva a Toby a pasear a la playa antes de comenzar con su trabajo.

Un día, la familia de Will  decide pasar unos días en la playa par agotar las vacaciones y disfrutar unos días en familia antes de acabar el verano. Pronto comenzarán las clases y el trabajo y será más difícil pasar tiempo todos juntos.

Casualmente, van al mismo lugar donde vive Antonio y días después de llegar ambos perros se encuentran. Will va como loco corriendo por la playa y Toby, deduce enseguida que ese perro no está acostumbrado a vivir libre, o por lo menos, de esa manera.

Con mucha curiosidad, Toby y Will se acercan el uno al otro y pronto se hacen amigos. En los días que le siguen, ambos juegan por la playa, corren y pasan mucho tiempo uno junto al otro. Pero todo se acaba y los días de vacaciones no son menos y cuando llega la hora de despedirse Toby no puede evitar hacerle una pregunta:

  -Will, ¿Por qué te marchas? ¿no te gustaría vivir aquí con Antonio y conmigo? Aquí no hay prisas, ni horarios. Puedes ir y venir cuando quieras, no hay sitios prohibidos, ni cosas que no puedas coger. Antonio te acogería sin problemas y podríamos pasear y jugar todos los días en la arena.

– No puedo, Toby – le contestó Will con tristeza. – yo tampoco estoy mal donde vivo. Mis dueños me quieren, me llevan al parque y al campo cuando pueden. Soy la única compañía que tienen los niños cuando sus padres se van a trabajar y si me voy se pondrían muy tristes. No quisiera hacerles sufrir, ¿por qué no vienes tú?- le preguntó.

Toby, aunque triste, pronto comprende que Will tiene razón. A él le gustaría tener un compañero con el que jugar, pero también entiende que si fuese al contrario, no podría separarse de Antonio. Su dueño se sentiría mal, y Toby aun peor por abandonarlo. Al fin y al cabo, él lo había acogido en su casa cuando los demás le habían abandonado, no podía hacerle lo mismo el ahora.

-Tampoco podría- le contestó Toby.- lo que podemos hacer es vernos cada vez que tu familia venga de vacaciones y pasar unos días juntos.

Fue así, como Will y Toby iniciaron una amistad que duraría para siempre. Ambos vivían separados, entre la ciudad y el mar, pero siempre buscaron el modo de verse cada vez que tuviesen sus dueños unos días de descanso.

Rosi Requena

Comparte en tus redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someoneShare on Tumblr0
Votos:

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies