Cuento infantil corto: Alberto y sus juguetes

 
Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Tumblr

Cuento infantil corto

Alberto es un niño de cinco años, muy listo y travieso, pero tiene un pequeño problema y, es que a la hora de jugar con sus amigos, no hay forma de que comparta sus juguetes.

Cada día sucede lo mismo, Luis convence a sus padres para llevarse un juguete diferente al colegio, en principio para jugar con sus amigos, pero cuando llega el momento del patio y sus amigos le piden jugar con él, la respuesta de Alberto es siempre la misma.

  • No, no y no… Este juguete es mío. No te lo dejo, que si no me lo rompes. – le responde dando un tirón y escondiendo su juguete.
  • Por favor… Tendré cuidado en no romperlo y si quieres, te dejo mi excavadora para coger arena. – Le insiste Pedro, su mejor amigo.

Pero la respuesta de Alberto es siempre la misma, un NO rotundo. No hay forma de que el niño preste sus juguetes y, eso es algo que preocupa mucho a su maestra. Por eso, un día decide hablar con sus padres.

Fina, que así se llama la maestra, cita a los padres de Alberto a su despacho. Necesita saber de dónde le viene su problema a la hora de compartir y pronto se da cuenta de que esta muy consentido en su casa.

A pesar de que sus padres intentan inculcar en el niño lo importante que es compartir las cosas con sus amigos, el siempre busca la forma de salirse con la suya y, en la mayoría de los casos lo consigue, ya que sus padres no soportan verle llorar y antes de que coja una de sus famosos berrinches, ya tiene en la mano aquello que desea.

Fina, después de hablar durante largo rato con los padres de Alberto, logra que ambos se den cuenta de los problemas que la actitud del niño provoca  en los niños del centro y de su aula que, poco a poco, van aislando al niño que no comparte sus cosas con ellos y juegan con otros con los que si pueden compartir.

Como en una semana Alberto celebrará su cumpleaños, sus padres, junto a su maestra, deciden que sea el mismo quien vea las consecuencias de su mal comportamiento. Así que deciden que sea el mismo el que entregue las invitaciones para la celebración de su cumpleaños. Alberto está emocionado, pues es la primera vez que celebrará su cumpleaños con sus amigos del colegio. Pero no resulta tan fácil entregarlas como él cree, la mayoría de sus compañeros están enfadados con Alberto, ya que no comparte nada de lo que tiene o lleva al colegio.

Poco a poco, Alberto se da cuenta de que lo que está haciendo con sus compañeros no está bien y que, por no compartir sus cosas con otros niños, no podrá celebrar su cumpleaños  con sus amigos y decide hablar con su maestra y prometer que a partir de ahora, comenzará a compartirlo todo, pues ¿de qué sirve tener todos los juguetes del mundo si no tienes amigos con los que jugar?

Por fin, Alberto ha aprendido una valiosa lección y  tanto la maestra como sus padres, se sienten orgullosos del gran cambio que ha realizado el pequeño.

Cuento infantil corto por Rosi Requena

Angel Sanchez Fuentes

Porque los niños, cuando nacen, no vienen con un libro de intrucciones debajo del brazo, creé este rincón para ayudar a los niños, padres y docentes en el dificil pero maravilloso mundo de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR